Compartir
Publicidad
Publicidad

Anorexia deportiva o atlética, un trastorno alimenticio propio de los deportistas

Anorexia deportiva o atlética, un trastorno alimenticio propio de los deportistas
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En anteriores post hemos hablado de los diferentes trastornos alimenticios. Muchas son las personas afectadas de anorexia, bulimia, ortorexia, vigorexia… Todos estos trastornos son fruto de obsesiones y demás problemas que acarreamos y que se manifiestan en la alimentación o en la obsesión por un tipo de vida concreto. En esta ocasión vamos a ahondar más en un trastorno que padecen muchos deportistas y que se conoce como anorexia deportiva o anorexia atlética.

Nunca es bueno obsesionarse por el físico, ya que esto lo que hará será llevarnos a cometer excesos que en la mayoría de los casos pueden llegar a pasarnos factura. Normalmente los trastornos alimenticios son eso, conductas anormales en los hábitos alimenticios. En esta ocasión el trastorno no solamente toca el lado de la alimentación, sino que también variará la conducta deportiva de la persona que lo padece, que por norma general suelen ser deportistas y personas interesadas en llevar una vida sana.

Como hemos comentado, este trastorno se da únicamente entre deportistas y se caracteriza por el miedo intenso a aumentar de peso y volverse obesos, eliminando así los efectos de años de actividad física, y acabando con una definición y un tono muscular. La persona que padece este trastorno hará lo posible para no engordar y seguir manteniendo un cuerpo atlético y perfecto por más tiempo. Para conseguirlo estas personas lo que harán será reducir la ingesta calórica drásticamente e incrementar las horas de entrenamiento, aumentando la intensidad del mismo.

Muchos afectados por este trastorno además utilizarán diuréticos y reducirán la ingesta de líquidos, ya que de este modo conseguirán una mayor definición muscular. Este hecho, junto a la disminución del consumo calórico y el aumento de ejercicio para quemar más calorías traerá consigo una serie de consecuencias en la persona que padece este trastorno, ya que ningún cuerpo podrá soportar esta situación por mucho tiempo.

Es importante prestar atención a diferentes señales a la hora de determinar si padecemos o no este trastorno, y es que debemos controlar la ingesta alimenticia y saber si estamos dotando al organismo de lo necesario para la actividad deportiva. Adelgazar demasiado, estar por debajo del peso recomendado y seguir viéndonos gordos es uno de los principales síntomas. Realizar más ejercicio de lo establecido y aumentar las horas dedicadas a la actividad también debe ser un dato congruente. La variación del estado de ánimo también suele ser un dato a tener en cuenta, al igual que eludir las horas de las comidas para esquivar la tentación.

Junto a este trastorno existe una variable que se conocería como bulimia deportiva en la que el afectado realizaría comilonas excesivas para luego vomitar y realizar deporte de manera compulsiva para purgar ese exceso con la comida y evitar de este modo el aumento de peso. Es importante que prestemos atención a estos trastornos, ya que al producirse en deportistas muchas personas no los tienen en cuenta por achacar a los afectados una vida sana cuando su conducta no lo es en absoluto.

Imagen | ! S4N7Y !

En Vitonica | Anorexia (Ana) y Bulimia (Mia), la destrucción de la vida
En Vitonica | Pregnorexia: anorexia en el embarazo
En Vitonica | La anorexia en la juventud aumenta la aparición de la osteoporosis con la llegada de la menopausia (I)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos