Publicidad

Colesterol bueno, un aliado del sistema circulatorio

Colesterol bueno, un aliado del sistema circulatorio
Sin comentarios

Siempre que oímos la palabra colesterol pensamos en enfermedades cardiovasculares y riesgos para nuestra salud, pero no siempre es así, pues es importante que sepamos diferenciar entre el que se conoce como colesterol malo, o el llamado colesterol bueno o HDL que es necesario para mantener una buena circulación sanguínea.

Lo ideal para el cuerpo humano es mantener un equilibrio en ambos tipos de colesterol, es decir, el colesterol bueno tiene que estar presente en el organismo, mientras que el malo cuanto menos presente esté mejor. El HDL se encarga de que la circulación sanguínea y el sistema cardiovascular estén en perfectas condiciones, por eso es importante que lo conozcamos a fondo y sepamos qué alimentos nos lo van a proporcionar.

Antes de nada es importante que tengamos en cuenta como funciona el colesterol bueno en el organismo. Su función principal es evitar que las grasas nocivas para el organismo se oxiden al entrar en contacto con la sangre y queden depositadas en las paredes de las arterias taponándolas. En vez de esto lo que hace el colesterol bueno es conseguir que las grasas fluyan a través de la sangre hasta el hígado donde son procesadas y eliminadas.

Es importante que mantengamos unos buenos niveles de colesterol bueno para tener una perfecta salud cardiovascular y un riego sanguíneo óptimo a la vez que mantenemos las arterias fuertes. Por este motivo es importante tener algunos puntos claros a la hora de alimentarnos, y es que es importante consumir antioxidantes para evitar la oxidación de las grasas.

Además hay que ingerir ácidos grasos monoinsaturados que son la principal fuente de colesterol bueno. Éstos tienen una importante función antioxidante que ayudará a evitar que las grasas se depositen en las arterias. Este tipo de ácidos grasos los podemos encontrar en el aceite de oliva, el pescado azul, el aceite de semilla de uva...

Existen otros alimentos que se encargan de aumentar los niveles de colesterol bueno en detrimento del colesterol nocivo para la salud. El ajo es uno de ellos, las cebollas consumidas crudas en ensalada también ayudan al igual que las legumbres, la manzana, las zanahorias... Todos ellos tienen que formar parte de nuestra dieta, además de los nutrientes antioxidantes como la vitamina C y E, que podemos encontrar en los cítricos, zanahorias...

Es importante que cuidemos nuestra alimentación y tengamos en cuenta que el aporte de ácidos grasos es importante para el organismo, pero siempre y cuando sean los apropiados, pues no debemos abusar de las grasas saturadas que lo único que harán será aumentar los niveles de colesterol malo poniendo en peligro la salud de nuestro sistema circulatorio y provocando enfermedades cardiovasculares a la larga.

Más información | En Buenas Manos Imagen | SXC

En Vitonica | Colesterol bueno y colesterol malo En Vitonica | Todos tenemos colesterol En Vitonica | El deporte baja el colesterol En Vitonica | El peso de la genética en los niveles de colesterol

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios