Compartir
Publicidad

Darse baños de agua caliente podría reducir la gravedad de la depresión según el último estudio

Darse baños de agua caliente podría reducir la gravedad de la depresión según el último estudio
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La depresión, junto con los trastornos de ansiedad, es una de las enfermedades relacionadas con la salud mental que más nos afectan actualmente. No es de extrañar, por lo tanto, que se dediquen numerosos esfuerzos a encontrar remedios y curas para esta enfermedad. Si no para curarla del todo al menos sí para aliviarla lo máximo posible.

Desde hace un tiempo a esta parte se sabe que realizar ejercicio físico nos ayuda a aliviar los síntomas causados por la depresión. El simple hecho de caminar durante 30 minutos al día ayuda a controlar los síntomas. Sin embargo, recientes estudios encuentran una técnica más sencilla que podría incluso ser más efectiva: darse baños de agua caliente.

Esto es lo que sugiere una investigación publicada en el mes de octubre. Según esta investigación, darse un baño de agua caliente durante una hora dos veces a la semana podría suponer importantes mejoras, puntuando más bajo en las escalas de depresión.

Para llevar a cabo este estudio los investigadores contaron con 45 pacientes que sufrían depresión. Los participantes tenían una media de edad de 48 años y padecían depresión de moderada a severa. De manera aleatoria una parte del grupo fue asignado al grupo que se daría los baños mientras que el otro fue asignado al grupo en el que harían deporte. El primer grupo se dio baños termales durante una hora dos veces a la semana, mientras que el segundo realizó ejercicio moderado también dos veces a la semana.

Roberto Nickson G 758334 Unsplash

Los baños de agua caliente se realizaban a una temperatura de 40º durante 30 minutos. Después de eso tenían que envolverse en toallas o mantas y botellas de agua caliente durante otros 20 minutos. Aquellos que hacían deporte realizaban ejercicios aeróbicos moderados como correr, bailar o nadar durante unos 40 minutos.

Los resultados que encontraron indicaban que aquellos que habían recibido baños calientes puntuaban 6 puntos menos en la escala de depresión tras tan solo quince días. Mientras tanto, aquellos que estaban asignados al grupo de deporte mostraron una reducción de tres puntos.

Uno de los problemas del estudio es que la mitad de las personas que estaban en el grupo de deporte dejaron el experimento antes de poder terminarlo. En cualquier caso, estos resultados sugieren que los baños calientes podrían ser más efectivos que el deporte. La explicación de los investigadores se refiere a los ritmos circadianos que afecta también a la temperatura corporal.

Las personas con depresión tienen dicho ritmo alterado, por lo que su temperatura corporal no se regularía de manera adecuada y los baños de agua caliente podrían ayudar a regularlos. Habría que confirmar los resultados de esta investigación, pero por el momento no hay ningún motivo por el que las personas que padezcan depresión no puedan probar el efecto que los baños calientes tienen en ellos.

Imágenes | Unsplash

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio