Publicidad

Deshidratación: Algo más que perder agua (I)

Deshidratación: Algo más que perder agua (I)
Sin comentarios

Publicidad

Es uno de los temas que nos azota cada verano: Exceso de calor (en algunas zonas ya lo venimos sufriendo este mes de Mayo) en algunas ocasiones con los gimnasios todavía a máximo funcionamiento y muchos despistes (como olvidarse la botella de agua correspondiente o no reponer también sales minerales). Además, el abuso de ejercicio cardiovascular por parte de un buen sector de la población, obsesionados por perder peso ante la inminente llegada del verano, y la creencia de que beber mucha agua pueda engordar, aumenta el riesgo de ver individuos con este problema.

Antes de desarrollar más los síntomas, prevención y tratamiento de la deshidratación, vamos a diferenciar en primer lugar los tres tipos (según su concentración de minerales) de deshidratación que vamos a encontrar:

*Deshidratación isotónica (Proporción equilibrada de agua y sales minerales). Es la más habitual y suele ofrecerse ante esfuerzos prolongados y, en otro orden, vómitos, diarreas o incluso resacas. *Deshidratación hipertónica (Sólo pérdida de líquido o mayor proporción respecto a las sales). También es muy común cuando se tiene un exceso de sudoración en lugares con temperatura elevada, como pueda ser la situación actual; simplemente olas de calor y otros motivos como quemaduras o incluso la ingestión de ciertos medicamentos. *Deshidratación hipotónica (Por eliminación, mayor proporción de sales respecto al agua). No tan habitual, corresponde a la toma de diuréticos y dietas bajas en sodio, u otras patologías como el hipotiroidismo.

En próximos días veremos más información al respecto y como evitar cada uno de los casos.

Más información | Hidratación y salud

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir