Compartir
Publicidad
Publicidad

El arándano rojo, la mejor manera de prevenir la cistitis

El arándano rojo, la mejor manera de prevenir la cistitis
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La cistitis es un problema que afecta a muchas personas a lo largo del año. Se trata de una infección en la orina y en sus vías que se traduce en dolor y malestar. Es cierto que a pesar de que todo el año está presente, los meses en los que hace más calor es cuando hace acto de presencia de manera más fehaciente, ya que al llevar ropas más ligeras, estar en contacto con prendas húmedas… puede acabar por desarrollar una infección, sobre todo en el caso de las mujeres. Por ello vamos a recomendar el arándano rojo como solución para prevenir estas infecciones.

En anteriores ocasiones hemos comentado lo buenos que son los arándonos rojos para la salud, ya que contienen infinidad de antioxidantes que nos ayudarán a mantener nuestro organismo más joven. Pero no solamente este fruto tiene estas cualidades, sino que es un potente preventivo contra las infecciones urinarias que causan la temida cistitis. Muchos son los estudios entorno a este fruto, y por ello nosotros vamos a detenernos en la manera que tiene de protegernos.

¿Cómo actúa?

La clave del arándano rojo está en la manera que tiene de actuar frente a las bacterias causantes de la cistitis. Concretamente lo que se utiliza para tratar esta afección es el zumo del arándano rojo, que tiene un potente efecto bacteriostático, es decir, ayuda a acabar con las bacterias y evita la propagación de las mismas, algo que aumenta más el problema y lo agrava. Realmente lo que hace el zumo del arándano rojo es evitar que las bacterias aniden o se queden fijadas en el aparato urinario.

Pero no solo la cosa se queda ahí, sino que además de alejar de nuestros aparatos urinarios las bacterias, lo que el arándano rojo hace es mejorar el estado del tracto urinario optimizando su funcionamiento. Esto se debe a los taninos que contiene. El aparato digestivo también se verá beneficiado con el arándano rojo, ya que su ingesta acabará con la bacteria causante de malestar estomacal y digestivo, además de protegernos frente a la aparición de úlceras en el estómago.

Presentación

Por este motivo y para optimizar su ingesta lo podemos encontrar presentado de diferentes maneras en el mercado. Por un lado tenemos el zumo de arándanos rojos que nos ayudará a mejorar nuestro aparato digestivo. Comerlo crudo es la mejor solución para conseguir los antioxidantes necesarios para mejorar el estado celular. También encontramos en el mercado geles de arándano rojo que aplicados en la higiene íntima nos ayudarán a mantener alejadas las bacterias de nuestro aparato urinario y así evitar la cistitis.

Todos estos productos lo podemos encontrar en tiendas especializadas y farmacias, aunque es importante asegurarnos que lo que adquirimos tiene una buena cantidad de arándano rojo en su composición, ya que hay muchos fabricantes que simplemente añaden una pequeña parte y lo venden como si fuese arándano rojo puro.

Imagen |agutirz (Arnaldo Gutiérrez González)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos