Compartir
Publicidad

La dieta mediterránea puede revertir el síndrome metabólico

La dieta mediterránea puede revertir el síndrome metabólico
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Es sabido que tener hábitos alimentarios saludables puede prevenir múltiples enfermedades asociadas al estilo de vida, sin embargo, este nuevo estudio señala que la dieta mediterránea es capaz de revertir el síndrome metabólico.

El síndrome metabólico se caracteriza por la coexistencia de diferentes desórdenes metabólicos, entre ellos, obesidad abdominal, glucemias elevadas, trigliceridos altos en sangre, colesterol HDL o bueno reducido y presión arterial elevada, como mostramos anteriormente.

Por supuesto, su presencia está vinculada al estilo de vida que llevamos y se sabe que la dieta mediterránea puede reducir el riesgo cardiovascular y metabólico, sin embargo, en este estudio que evaluó a más de 5000 personas, se concluye que una dieta con suficientes grasas buenas derivadas de frutos secos o aceite de oliva, puede revertir los signos que caracterizan al síndrome metabólico.

Del total de evaluados, un grupo de ellos llevo una dieta mediterránea complementada con frutos secos, otro complementó la dieta mediterránea con aceite de oliva extra virgen y un último grupo llevó adelante una dieta baja en grasas.

El 64% del total de los participantes presentaba síndrome metabólico, pero tras casi 5 años de seguimiento con las dietas antes dichas, se observó que cuando llevaban la dieta mediterránea con frutos secos o aceite de oliva, un 28% de los afectados por el síndrome metabólico, dejaron de tener los criterios que definen esta condición.

Conclusiones del estudio

Concretamente, tanto quienes llevaron la dieta mediterránea con frutos secos, como quienes llevaron la dieta mediterránea con aceite de oliva extra virgen, pudieron reducir el perímetro de cintura que define la obesidad abdominal y disminuir sus niveles de glucosa en sangre.

Todo esto nos lleva a pensar que un estilo de vida no sólo puede prevenir sino también revertir enfermedades metabólicas como las que se incluyen en el síndrome metabólico, y que además, para su control y tratamiento, es más efectivo llevar una dieta con una buena proporción de grasas buenas en lugar de adoptar una dieta baja en grasas.

Otro aspecto a destacar de esta investigación es que las dietas no se modificaron en calorías ni se asociaron a recomendaciones de actividad física específicas, lo que nos indica que cuidar la calidad de la dieta puede ser clave e incluso de mayor ayuda, al momento de controlar enfermedades metabólicas.

Así, no sólo para prevenir sino para revertir enfermedades metabólicas, adoptar una dieta mediterránea complementada con frutos secos o aceite de oliva extra virgen, puede ser de gran ayuda.

Vía | CMAJ October 14, 2014 First published October 14, 2014, doi: 10.1503/cmaj.140764
En Vitónica | Frutos secos y dieta mediterránea: la combinación perfecta
Imagen | Thinkstock

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio