Compartir
Publicidad
Publicidad

La pericarditis te puede estropear una temporada

La pericarditis te puede estropear una temporada
Guardar
34 Comentarios
Publicidad
Publicidad


La pericarditis te puede estropear una temporada tal y como me va a pasar a mí, pero lo importante es saber que es esta enfermedad. La pericarditis es la inflamación de una doble membrana que rodea al corazón, llamada pericardio. Puede dar lugar a derrame pericardio (formación de líquido entre la membrana que está pegada al corazón y la que está en contacto con los pulmones) y también puede dar lugar a engrosamiento, retracción y calcificación del pericardio.

En el 10% de los casos la causa es vírica pero el 90% se desconoce, aunque creo que en mi caso ha sido vírica ya que suele ir precedida por un catarro o faringitis y en mi caso tras el Ironman tuve un catarro de 10 semanas de duración. La pericarditis te puede estropear la temporada sobre todo si no se hace caso a los médicos desde un principio.

Hay dos tipos la aguda y la crónica dependiendo si dura menos ó más de 6 semanas. Los síntomas son muy simples, es un dolor torácico que se acentúa cuando uno está tumbado y disminuye al sentarse o echarse para adelante, pero sobre todo se acentúa al respirar profundo lo cual dificulta la respiración, así que si se practica deporte mientras se padece el agobio y dolor es mucho mayor.

Lo ideal para conocer la causa no es sólo hacer el típico electrocardiograma o una ecografía, sino realizar un buen interrogatorio por parte del médico (historia clínica) porque ahí está la clave, y las pruebas simplemente confirman el diagnóstico, en mi caso después de 2 meses parado por el catarro y con imposibilidad de respirar tras las sesiones de piscina acudí al médico de cabecera pero aunque no supo diagnosticarlo si que me puso el tratamiento correcto ya que se suele tratar con antiinflamatorios típicos, por ejemplo Ibuprofeno tres veces al día.

El problema es que si los síntomas no se notan siempre puedes pensar que no es pericarditis y seguir haciendo deporte (en mi caso sólo bajé el nivel sin hacer casi cardio, salvo 3 días de frontenis, 3 días de pesas y flexiones diarias). Además si no se sigue el tratamiento estrictamente durante un largo periodo la pericarditis no se consigue curar del todo y se puede volver en constrictiva que es una complicación de diferentes tipos de pericarditis, y entonces es cuando la cura no se realiza espontáneamente.

Mi experiencia dice que lo ideal es acudir a un especialista, yo en cuanto acudí a uno me dio el diagnostico perfectamente, realizar el tratamiento estrictamente y sobre todo, aunque nos duela, dejar de realizar cualquier actividad deportiva durante al menos 10 semanas en la que se debe seguir el tratamiento con ibuprofeno.

Así que si tenéis una pequeña duda de poder padecer una pericarditis no lo dejéis en el olvido y acudid cuanto antes al especialista (cardiólogo) y en cuanto os lo diagnostiquen realizar el tratamiento y dejar toda actividad deportiva, así la duración se rebajará a 6 semanas y no como en mi caso que llevo 3 meses sin poder entrenar a buen y me esperan otras 10 semanas de parón forzoso que ya me destrozan la pretemporada y por consecuente la temporada.

En Vitónica | Enfermedades más comunes de los deportistas

En Imagen | Wikimedia commons

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos