Compartir
Publicidad
Publicidad

Las vías de doping más conocidas y sus efectos secundarios (I): Anfetaminas

Las vías de doping más conocidas y sus efectos secundarios (I): Anfetaminas
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Llevamos unas semanas frenéticas con el tema del doping en el deporte profesional: Ciclismo, Atletismo, Wrestling o hasta el golf están viniendo muy salpicados en un tema del que sólo parecía (ojo, parecía) que afectaba al culturismo y nada más lejos de la realidad.

Aúnque no vamos a entrar en temas de doble moral ni semejantes, os queremos enumerar algunos de los más habituales y conocidos durante los próximos días, así como sus efectos secundarios y contraproducentes para un organismo sano. Además, descubriremos que en muchas ocasiones el doping no es una cuestión de deporte de élite, sino que tal vez está mucho más cerca de lo que pensamos.

Las Anfetaminas ('black beauties', 'black bombers', 'black 'n whites', 'blues'): Potentes alteradoras del estado de ánimo, producen una sensación de reducción de fatiga impresionante minutos después de haberlas ingerido y aumentan la temperatura corporal, además de dar mayor autoconfianza y reducir temporalmente el apetito. Tuvieron gran éxito hace unos 50 años como antidepresivo, pero fueron eliminados por su contundencia como tales.

Las anfetaminas son ingeridas por mucha más gente de lo que podemos pensar a priori. Estudiantes en época de exámenes y deportistas aficionados fuera de controles son un mercado potencial para el consumo de las mismas.

Los efectos secundarios son claros y bastante nocivos: Sensación de fatiga (una especie de efecto rebote tras haber ingerido anfetaminas), cuadros de nerviosismo y ansiedad, desajustes en el sueño. En casos extremos se favorece la muerte súbita en deportistas o incluso indicios claros de esquizofrenia. Por supuesto, hablamos de una sustancia adictiva.

Vía | Psiquiatría 24x7

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos