Compartir
Publicidad
En qué consiste la doble mastectomía para tratar el cáncer de mama
Enfermedades

En qué consiste la doble mastectomía para tratar el cáncer de mama

Publicidad
Publicidad

El cáncer de mama es una enfermedad que afecta a una de cada ocho mujeres según los datos existentes. Este número es lo suficientemente alto como para asustar por sí mismo. Sin embargo, y por suerte, la ciencia avanza cada vez más y los tratamientos cada vez están más actualizados y más preparados para acabar con esta enfermedad.

Uno de los procedimientos más llamativos - por su dureza y sus complicaciones - para tratar el cáncer de mama es la doble mastectomía. Hoy, en el mes en el que se celebra el Día Mundial Contra el Cáncer de Mama vamos a hablar sobre lo que es este procedimiento, por qué se hace, para qué casos está indicado y cuáles son las implicaciones antes, durante y después del proceso.

Que es la mastectomia doble

Health 3713192 1920

Según la American Cancer Society la mastectomía supone una manera de tratar el cáncer de mama por medio de la extirpación quirúrgica del seno. Existen diferentes tipos de mastectomia que van desde retirar solo el tejido mamario, pero dejando el pezón y la piel, pasando por retirar todo el tejido mamario, pezón, areola y piel o el radical que supone retirar todo eso y, además, los ganglios linfáticos de la axila e incluso los músculos pectorales bajo el seno.

En el caso de la doble mastectomía se trata de una modalidad que supone extirpar los dos senos normalmente haciendo uso de la mastectomía simple en ambos pechos. Esto quiere decir que se retiran tejido mamario, pezón, areola y piel aunque en algunos casos es posible que puedan mantener el pezón.

Por qué se hace la mastectomía doble

Las mastectomías dobles se tratan de un procedimiento que suelen llevar a cabo mujeres que sufran riesgo muy alto de volver a padecer cáncer de mama o que tengan riesgo de llegar a padecerlo debido a una modificación en el gen conocido como BRCA. Sin embargo, según indica la Breact Cancer Society muchas mujeres que padecen o han padecido cáncer en uno de los senos decide hacerse la mastectomía también en el seno sano (doble mastectomía) por miedo a que el cáncer aparezca también en este y así evitarlo.

A la hora de realizarse una mastectomía es posible que el médico dé a elegir entre esa modalidad o la cirugía con conservación. Según la American Cancer Society no en todos los casos está comprobado que la mastectomía tengas más posibilidades de éxito o de supervivencia con conservación. Es por esto que siempre debemos consultar a nuestro médico y cirujano cuál es nuestra situación particular, y cuáles son nuestras mejores opciones. En cualquier caso, sí hay casos en los que la mastectomía puede ser la mejor opción.

Para qué casos está indicado

Joseph Chan 428471 Unsplash

Según indican datos de la Breast Cancer Society existen dos normas establecidas por la Sociedad de Oncología Quirúrgica para que la doble mastectomía sea recomendable para una paciente:

  • Tener una mutación o anomalía en el gen BRCA1 o BRCA2.
  • Tener antecedentes familiares de cáncer de mama en más de un familiar de primer grado.

Aparentemente, las personas que no cumplen estás características tienen unas posibilidades muy bajas (1%) de desarrollar otro cáncer en la mama sana. Sin embargo, según datos de una investigación llevada a cabo en 2014 en la que contaron con una muestra de 2.000 mujeres, el 80% de aquellas que se sometieron a la doble mastectomía no cumplían con los requisitos de la SOQ para ello. El motivo para ello fue la preocupación por la posible recurrencia del cáncer, aunque no se basara en los riesgos reales.

Cuáles son las implicaciones de realizar una mastectomía doble

Sarah Cervantes 797472 Unsplash

El miedo a padecer cáncer de nuevo o que este pueda aparecer en el pecho sano es un miedo absolutamente legítimo. Pero antes de realizar esta operación debemos tener claro que no hay evidencia científica de que - más allá de los casos que cumplen las características establecidas por la SOQ - la doble mastectomía tenga mayores tasas de supervivencia que otros procedimientos como la lumpectomía más radiación).

Además, se trata de una operación muy agresiva, más complicada que una mastectomía simple en un seno, con una recuperación más complicada y con más riesgos de padecer complicaciones. Sin embargo, según algunas investigaciones un alto porcentaje de mujeres que se someten a la doble mastectomía dicen estar satisfechas con su decisión - y con su cuerpo - 10 y 20 años después de la operación.

Las mujeres que tenían menos posibilidades de estar satisfechas con la operación eran aquellas que se habían sometido a una reconstrucción y habían tenido complicaciones relacionadas con ella. Sabiendo esto, es totalmente comprensible que cuando se te presenta el momento de decidir a qué tipo de operación quieres someterte y si quieres o no pasar por una doble mastectomía el miedo a que el cáncer se desarrolle en la otra mama aparezca y se tenga en cuenta.

Por ello, tal y cómo indican los autores de la última investigación, sabiendo que lo más probable es que tomemos la decisión que tomemos a la larga estemos satisfechos con ella, lo más importante que podemos hacer es hablar con nuestro médicos sobre nuestro caso concreto, conocer las ventajas y desventajas de cada procedimiento, no dejarnos llevar por lo que hayan hecho conocidos o personas famosas, qué riesgos futuros tenemos, qué procedimientos son más exitosos en casos similares a los nuestros y tomarnos nuestro tiempo para valorar todas nuestras opciones y tomar una decisión.

Imágenes Unsplash, Pixabay

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio