Compartir
Publicidad

Se recomienda ejercicio físico en pacientes con enfermedades reumatológicas

Se recomienda ejercicio físico en pacientes con enfermedades reumatológicas
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La Sociedad Española de Reumatología recoge en su web (ser.es) recomendaciones para mejorar la calidad de vida de las personas con enfermedades reumatológicas. Entre otras, se realiza la recomendación de realizar ejercicio físico como medida para aliviar en enfermedades reumatológicas.

Hay diversas patologías que se suavizan en verano, debido a la mejora y estabilidad del tiempo. Si a esto se le une el ejercicio físico, muchas enfermedades reumáticas pueden mejorar notablemente en verano.

El tiempo cálido del verano ayuda a que ciertas patologías molesten menos. El tiempo soleado y estable influye positivamente en estos procesos, y también en personas con problemas de osteoporosis por falta de vitamina D pueden ser beneficiados por la abundancia de tiempo soleado. Además, no es necesario la exposición directa, puesto que la radiación dispersa en el ambiente será suficiente para mejorar esta situación.

El calor también relaja la musculatura y alivia dolores artículares (no los de tipo inflamatorio o ciertos problemas vasculares). Sí que alivia ciertos dolores de espalda, así como el síndrome de Raynaud, que provoca dolor y problemas circulatorios en los dedos.

En cuanto a la práctica de ejercicio, siempre que sea adaptado a la patología, edad y capacidad del paciente, es un medio para aliviar el dolor y dotar a la persona de mayor autonomía, al ser capaz de mantener la movilidad articular, fuerza, resistencia... durante más tiempo.

Ejemplos de ejercicios

Como digo, esto depende de la edad, patología, características de la persona. Aquí algunas ideas:

  1. Pasear, trotar, correr: Dependiendo de las capacidades de la persona. Puede ser por la arena de la playa, por la orilla, por el paseo marítimo, por el campo, por un parque...
  2. Pasear en bicicleta. Es un ejercicio de bajo impacto para las articulaciones, si se practica en terreno llano, como un paseo marítimo o carril bici.
  3. Natación y otras actividades acuáticas: Existen polideportivos y gimnasios con diversas actividades en piscina, muchas de ellas con fines terapéuticos, pensadas para personas con patologías específicas.
  4. Ejercicio en parques con máquinas, pensados para adultos. Se puede aprovechar el momento de llevar a hijos, sobrinos, nietos... al parque para realizar estas actividades
  5. Senderismo, excursiones, actividades en la naturaleza. Siempre teniendo en cuenta que el grado de dificultad sea adecuado a las posibilidades.
  6. Actividades en gimnasio o polideportivos pensadas para este tipo de pacientes. Actividades de acondicionamiento físico general, mantenimiento, donde se trabaje resistencia aeróbica, fuerza, equilibrio... de forma adaptada a la persona y su patología.

Imagen | hey mr glenn Fuente | europarpess

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio