Compartir
Publicidad
Publicidad

Siete señales que avisan de un posible cáncer de ovarios y que debes conocer

Siete señales que avisan de un posible cáncer de ovarios y que debes conocer
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Se llaman cánceres ginecológicos a aquellos que afectan al aparato reproductor femenino, y de todos ellos, el de mama es el más común. Sin embargo, no es el que más víctimas tiene, porque sus síntomas son más visibles y conocidos, lo que ayuda a detectarlos antes y eso mejora sus perspectivas de tratamiento y curación.

Es el de ovarios el cáncer ginecológico con mayor mortalidad porque a diferencia del de mama sus síntomas pasan más desapercibidos y eso dificulta su diagnóstico, retrasa el tratamiento y empeora las perspectivas.

Sin embargo, sí que existen algunas señales que pueden delatar la presencia de un problema y que debes consultar con tu médico si las percibes en tu cuerpo.

1. Irregularidades en la regla

Esto es algo relativo porque no todas las mujeres somos igual de regulares, ni mantenemos el mismo patrón en la menstruación durante toda la vida.

Pero si detectas un cambio repentino, si siempre has sido regular y de pronto dejas de serlo, no es mala idea consultar con un médico. Quizá sea un cambio debido a alguna variación hormonal sin importancia, pero no está de más asegurarse.

estomago-dolor

2. Estómago hinchado

Uno de los síntomas del cáncer de ovario son problemas digestivos que pueden dar pie a una hinchazón abdominal. Se trata de un síntoma comúnmente ignorado porque lo cierto es que coincide con otros problemas habituales y normalmente poco graves como el síndrome menstrual, gases o comidas demasiado copiosas.

3. Problemas digestivos

No solamente la hinchazón de estómago es una señal de un posible cáncer de ovarios. Las mujeres que lo padecen tienen también otros problemas digestivos como episodios de estreñimiento, náuseas y vómitos, cólicos y diarrea...

4. Saciedad y falta de apetito

Es común sentirse llena sin apenas haber comido o perder el apetito de forma prolongada. Esto conlleva un riesgo de mala nutrición e incluso desnutrición si se prolonga demasiado tiempo.

apetito-hambre-saciedad

5. Problemas urinarios

Un tumor en la zona ovárica puede afectar al sistema urinario causando, entre otros, ganas incontrolables de orinar, incluso cada pocos minutos debido al debilitamiento de los músculos de la zona pélvica.

Con el tiempo, puede aumentar la frecuencia de episodios de cistitis y otras infecciones de orina.

6. Dolor pélvico

Existen distintos motivos por los que podemos sufrir dolor en la zona pélvica y no hace falta alarmarse por ello pensando directamente que puede ser un cáncer. Pero sí es bueno saber que las personas que sufren cáncer de ovarios suelen sufrir episodios recurrentes de dolor en la zona pélvica o abdominal sin causa aparente y que pueden durar varios días.

dolor-pelvico

7. Dolor e incomodidad en las relaciones sexuales

El cáncer de ovarios puede producir una inflamación de los órganos reproductivos, lo cual entre otras cosas puede dificultar o incluso impedir las relaciones sexuales a causa del dolor, la inflamación y la sequedad vaginal.

Imágenes | iStock
En Vitónica | El ejercicio relacionado con el cáncer de ovario

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos