Compartir
Publicidad

Cinco variaciones de sentadillas, en vídeo, para incluir en tu entrenamiento de piernas

0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La sentadilla es uno de los ejercicios básicos que suelen figurar en todos los entrenamientos. Por norma general, la sentadilla más utilizada es la sentadilla al aire o sin carga, si no disponemos de material, y la sentadilla con barra trasera, que es una de las más cómodas que podemos hacer con carga.

En el vídeo de hoy os traemos cinco variaciones diferentes de sentadilla que podéis incluir, con o sin carga, en vuestro entrenamiento, para variar los estímulos que reciben los músculos y para meter algo de variedad también en los ejercicios.

Sentadilla a 90 grados o sentadilla profunda, ¿hasta dónde bajar?

Sentadilla

Una de las cuestiones que abordamos en el vídeo es la de hasta dónde bajar en la sentadilla y cuáles son los principales factores limitantes a la hora de bajar más o menos.

No siempre bajar más en sentadilla es mejor: cada tipo de sentadilla nos ayudará a trabajar de una forma distinta y lo más adecuado es combinar los distintos tipos en nuestros entrenamientos. La media sentadilla (sentadilla a 90 grados), por ejemplo, consigue una mayor activación del glúteo mayor, el bíceps femoral, el sóleo y los erectores espinales; mientras que la sentadilla profunda nos ayuda a desarrollar la potencia de las piernas y es mejor si nuestro objetivo es la hipertrofia muscular. En función de cuál sea nuestro objetivo podemos escoger una u otra, o bien combinarlas.

Tanto la capacidad de dorsiflexión de nuestro tobillo como la movilidad de nuestra cadera son factores que pueden limitar la profundidad de la sentadilla. Por suerte, también son factores que podemos trabajar y mejorar, como os explicamos en el vídeo sobre movilidad articular.

Imagen y vídeo | Vitónica TV en Youtube


Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio