Publicidad

Cómo dormir mejor durante el confinamiento: cuatro posturas de Yoga que te ayudan a relajarte
Entrenamiento

Cómo dormir mejor durante el confinamiento: cuatro posturas de Yoga que te ayudan a relajarte

HOY SE HABLA DE

Muchas personas están experimentando problemas a la hora de dormir durante el confinamiento. Esto puede deberse a varios factores: la acumulación de estrés y ansiedad durante estos días, la falta o descenso de actividad física y el cambio de rutinas pueden ser algunas de ellas.

Una de las cosas que podemos hacer para ayudarnos a conciliar el sueño mientras estamos en cuarentena es relajarnos antes de irnos a la cama. Para ello, practicar estas posturas de Yoga dirigidas a la relajación puede ser de ayuda.

Postura del niño o Balasana

postura-del-nino-balasana-yoga

Una de las posturas más típicas para relajarnos en Yoga es la postura del niño o Balasana. Nos colocamos de rodillas en el suelo, podemos hacerlo con las rodillas juntas o con los dedos pulgares de los pies unidos y las rodillas separadas, dependiendo del grado de movilidad de la cadera que tengamos. Desde esa posición, acercamos nuestro torso a las rodillas, recostándonos sobre estas. Los brazos pueden mantenerse relajados a los lados del cuerpo o estirados por delante de la cabeza para elongar bien nuestra columna.

Esta es una postura con la que relajaremos sobre todo nuestra espalda. Muy recomendable también para alternarla entre posturas que suponen una gran extensión de la columna, como el perro boca arriba o el arco, o entre otras que suponen un buen trabajo de brazos y hombros, como el perro boca abajo.

Postura del cadáver o Savasana

postura-del-cadaver-savasana-yoga

Otra de las posturas más utilizadas para relajarnos es la postura del cadáver o Savasana. Nos tumbaremos boca arriba en el suelo, con todo nuestro cuerpo estirado. Las piernas deben encontrarse un poco separadas y los brazos relajados a ambos lados del cuerpo. Mantenemos una respiración tranquila, haciéndonos conscientes de todo nuestro cuerpo.

Esta postura suele usarse como relajación al final de las prácticas de Yoga, ya que nos ayuda a reducir la presión arterial y también nos ayuda a bajar pulsaciones, sobre todo si la práctica ha sido intensa. También puedes usarla para practicar una meditación guiada.

Postura del loto y del medio loto o Padmasana

postura-loto-padmasana-yoga

La postura o posición del loto es otra de las más conocidas en las prácticas de Yoga, sobre todo para practicar la meditación. Nos colocaremos sentados sobre nuestros isquiones (puedes utilizar un cojín o una manta para elevar la cadera y encontrarte así más cómodo). Flexionamos la rodilla derecha y colocamos nuestro pie derecho por encima del muslo izquierdo, y hacemos lo mismo con la otra pierna. Podemos colocar las manos sobre las rodillas mientras mantenemos la espalda erguida y elongamos nuestra columna hacia el techo.

La postura del medio loto es más sencilla, perfecta para aquellos que todavía no gozan de una buena movilidad. En este caso colocaremos solamente uno de nuestros pies por encima del muslo contrario, mientras que el otro se mantiene apoyado en el suelo. Si lo haces de este modo, recuerda ir cambiando el pie que queda arriba.

Postura del zapatero y del zapatero tumbado o baddha konasana

postura-zapatero-baddha-konasana

La postura del zapatero es ideal para abrir nuestras caderas, pero también es una buena postura para relajarnos. Nos colocaremos sentados en el suelo sobre nuestros isquiones (como en la postura anterior, también puedes utilizar un cojín o una manta para elevar tu cadera). Flexionando nuestras piernas, uniremos las plantas de nuestros pies, intentando llevar las rodillas cerca del suelo. Mantendremos nuestra columna elongada creciendo hacia el techo mientras llevamos los pies lo más cerca posible de nuestro cuerpo.

Una variante de esta postura es el zapatero tumbado, en la que mantenemos una posición igual de las piernas, pero en lugar de estar sentados, nos tumbamos boca arriba. Acercamos lo más posible los pies a las ingles y dejamos los brazos relajados a ambos lados del cuerpo, separados de este.

Practicar estas posturas antes de irte a la cama puede ayudarte a relajarte y a conciliar el sueño de una forma más fácil. Intégralas en tu rutina y prueba a hacerlas cada día.

Imágenes | iStock, Unsplash

En Vitónica | Cinco rutinas de Yoga en español para hacer en casa en 15 minutos o menos

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios