Publicidad

Diferentes agarres para trabajar la parte dorsal

Diferentes agarres para trabajar la parte dorsal
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Para conseguir una espalda en forma de V es necesario trabajar correctamente la musculatura dorsal y la zona de los hombros. Seguro que la gran mayoría de nosotros nos sabemos la teoría, pero muchas veces dudamos a la hora de realizar los ejercicios dorsales con un tipo u otro de agarre. Por ello en este post queremos detenernos en las ventajas de un tipo u otro de agarre.

Seguramente que en la mayoría de los gimnasios nos encontramos tres tipos de agarre para los ejercicios dorsales que son en los que nos vamos a detener. Se trata de los agarres individuales, los cerrados y la barra fija. Todos ellos son los que más se suelen utilizar, pero cada uno nos ayudará a incidir más en una parte u otra del dorsal.

Agarres individuales

Los agarres individuales suelen ser simplemente agarres que nos permitirán trabajar por separado con cada uno de los lados del cuerpo. Lo que conseguiremos con esto será realizar un trabajo uniforme y compensado entre ambas parte del cuerpo para evitar desequilibrios. Principalmente servirán para trabajar la parte más externa del dorsal y los músculos que componen esta zona. Lo bueno de este tipo de agarres es la libertad de movimiento que nos permiten.

Agarres cerrados

Por otro lado tenemos los agarres cerrados. Se trata de dos anillas unidas por el centro. Esto lo que nos permitirá será un trabajo conjunto de ambas partes del cuerpo. Sobre todo este tipo de agarre lo que hará será incidir más en la parte central de la espalda. Servirá para fortalecer los músculos que rodean la columna vertebral y dotar a la espalda de una mayor robustez y aguante.

Agarre con barra

En último lugar nos vamos a detener en el agarre de barra. Este tipo de agarre suele ser abierto, ya que la barra la solemos agarrar por los extremos. Con él lo que haremos será incidir en la parte más externa de los dorsales. De este modo trabajaremos la amplitud de los mismos. Es cierto que con este agarre no diferenciamos entre una parte y otra del cuerpo, ya que trabajaremos las dos a la vez, por lo que es necesario tener cuidado de no descompensar y cargar más en un lado que en otro.

Todos los tipos de agarre se pueden utilizar en cualquier ejercicio de espalda. Es necesario tener en cuenta la parte trabajada y saber cargar toda la tensión del ejercicio sobre ella, pues de este modo conseguiremos los mejores resultados a la hora de lograr una perfecta tonificación e hipertrofia muscular.

Imagen |Pesas Apolo

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir