Compartir
Publicidad

Entrena tu mente (I). Claves para seguir entrenando día tras día

Entrena tu mente (I). Claves para seguir entrenando día tras día
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Uno de los mayores problemas que tenemos todos es conseguir la suficiente fuerza de voluntad y energía mental para ponerse y cumplir el entrenamiento cada día. Siempre existen muchas tentaciones que hacen que podamos perder la constancia necesaria para estar en plena forma. Debéis saber, que no sólo debemos trabajar nuestro físico sino también nuestra mente. Por ello, en mi primera semana en Vitónica, quiero que tengáis una práctica guía contra la apatía o la desmotivación que será útil para aplicar en cualquier disciplina.

En el post de hoy, enuncio y resumo siete acciones para que entrenéis vuestras mentes. Cada semana iré desarrollando cada uno de ellos en profundidad. Estoy convencido de que muchos de vosotros ya utilizáis estas bases, pero no está de más el reforzarlas.

Claves para el entrenamiento mental

  1. Piensa en tus sueños y márcate una meta. Es lo primero que tenemos que hacer. Está demostrado que sin tener un objetivo concreto es muy difícil mantener la motivación necesaria.
  2. Divide esa meta, revísala y cree en ella. Una vez nos la hayamos marcado, debemos dividirla en cuatro o cinco fases y hacerlas específicas. Es decir, deben estar todas definidas por las variables cantidad y tiempo. ¡Cuidado!, no pequéis de pesimistas ni de entusiasmas, la supervisión de un experto en preparación física os puede ayudar.
  3. Registra tus entrenamientos. Anota todo lo que va sucediendo en las sesiones y repasa con asiduidad los progresos. Este mandamiento es clave porque sólo así, podremos valorar objetivamente el entrenamiento y en el caso que sea necesario modificarlo. Si no anotamos, no avanzamos. Yo utilizo siempre el registro, y anoto hasta estados de ánimo, molestias, frases motivantes que surgen u otras curiosidades interesantes. Es la mejor forma de darse cuenta de cómo progresamos y de mantener la motivación bien alta.
  4. Visualiza tu meta. En nuestra planificación, debemos incorporar el ejercicio que yo le llamo “V”. Habitualmente lo incluyo en el calentamiento de determinados entrenamientos que quiero que se conviertan en entrenamientos extra-motivados, aunque se pueden aplicar en momentos de relajación o pre-sueño. Consiste en proyectar cómo nos veremos cuando consigamos nuestra meta. No solamente visualizamos el apartado físico, sino también el mental (sentimientos, autoestima, confianza, etc).
  5. Variedad. Toda rutina cansa y ¿quién ha dicho que no podamos ir modificándola?. Este es un error que cometéis muchos, no variáis vuestros ejercicios. Cada fase para alcanzar nuestra meta, necesita varias rutinas de entrenamiento. Es más, yo no repito una rutina nunca. Si no estáis cómodos y os aburren algunos ejercicios, simplemente busca alternativas.
  6. Infórmate. El saber no ocupa lugar y en este caso es fundamental. Debemos saber y conocer perfectamente el qué y el cómo de lo estamos haciendo. Lee y pregunta sobre el entrenamiento, musculación, anatomía, técnicas... si estáis activos, vuestra mente estará centrada y os sentiréis mucho mejor.
  7. Sociabilízate. Os suena “a ver quién puede más” o en inglés, “raise the challenge”. Esta frase es básica para entrenar siempre al 100%. Tener un compañero de entrenamiento que esté a un nivel similar es importantísimo para aumentar nuestro rendimiento. Por lo tanto, si entrenáis solos, iniciad la búsqueda.

Si estáis interesados en mejorar vuestra mente e intentar cumplir rigurosamente con vuestros entrenamientos, leer los post semanales y compartir experiencias. Es todo un placer conectar con vosotros.

En Vitónica |Cómo evitar la falta de motivación a la hora de hacer deporte

Imagen | Greenflames09

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio