Esta es la sentadilla ideal para acelerar el metabolismo y tonificar piernas y glúteos

Los ejercicios compuestos permiten trabajar diferentes músculos y quemar calorías efectivamente  

Pexels Antoni Shkraba 4662333
Sin comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail

La sentadilla es un ejercicio básico que muchos solemos utilizar para ganar fuerza y para acondicionar nuestro cuerpo, ya que involucra diferentes grupos musculares al mismo tiempo. Sin embargo, te mostramos cuál es la sentadilla ideal para acelerar el metabolismo mientras tonificamos piernas y glúteos.

Sentadilla ski: un movimiento completo y exigente

Como hemos dicho, todas las sentadillas involucran diferentes músculos, pero si buscamos acelerar el metabolismo e incentivar el gasto calórico con la realización de este movimiento una buena  alternativa es la sentadilla ski.

La sentadilla ski como su nombre lo indica, no hace más que combinar una  sentadilla tradicional con el gesto que ejecutan los esquiadores con los  brazos.

Para realizarlas tenemos que colocarnos de pie con las piernas separadas  ligeramente entre sí y los brazos relajados a los lados del cuerpo.

Comenzamos el movimiento descendiendo el tronco mediante la flexión de caderas y rodillas y en simultáneo elevamos los brazos por los lados del cuerpo mientras flexionamos los codos.

Revertimos el movimiento para regresar a la posición inicial y repetimos tantas  veces como sea necesario, pudiendo realizar este ejercicio a menor o mayor velocidad así como también, utilizar mancuernas en ambas manos o un chaleco lastrado si buscamos intensificar el trabajo muscular.

La sentadilla ski permite trabajar piernas y glúteos mientras incentivamos el gasto calórico y le damos un empujón a nuestro metabolismo, pues además involucra en mayor medida músculos del core y del tren superior del cuerpo, brindando también la posibilidad de tonificar brazos, hombros y espalda alta.

En Vitónica | El mejor ejercicio de sentadillas para ganar músculo en tus cuádriceps (y no es la sentadilla frontal)

Imagen | Antoni Shkraba

Inicio