Compartir
Publicidad

Un extracto químico presente en las espinaca podría mejorar el rendimiento deportivo (y haría falta 16 kilos de espinacas para igualar la dosis necesaria)

Un extracto químico presente en las espinaca podría mejorar el rendimiento deportivo (y haría falta 16 kilos de espinacas para igualar la dosis necesaria)
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los dibujos animados de nuestra infancia - y nuestra edad adulta, no vamos a engañarnos - nos han enseñado casi todo lo que sabemos. La sabiduría popular ya dice que todo está en Los Simpsons, pero lo que no se tenía tan claro hasta ahora, aunque se intuía, es que también Popeye tenía más razón que un santo

Y es que, nuestro héroe con pipa se alimentaba a base de espinacas para conseguir fuerza y, según indican nuevas investigaciones, puede que tuviera motivos más que válidos para hacerlo. Y es que, un estudio publicado en mayo encuentra que un extracto químico presente en las espinacas podría usarse para aumentar o mejorar el rendimiento deportivo

Este extracto se conoce como ecdisterona (ecdysterone), un fitoesteroide que parece tener la capacidad de afectar a las células musculares. Para realizar la investigación contaron con 46 participantes, a los que hicieron un seguimiento de 10 semanas. Un grupo tomó una cantidad controlada de ecdisterona, mientras que el otro grupo tomó placebo. Ninguno de los participantes sabía en qué grupo estaba ni qué había consumido, así como tampoco los investigadores. 

Espinacas

Además, se les hicieron análisis de orina y sangre, así como otras pruebas para valorar el rendimiento deportivo. Lo que encontraron es que aquellos que habían consumido el extracto químico también presente en las espinacas, tenían una fuerza muscular significativamente más alta. Según estos investigadores se debe a que la ecdisterona afecta a los receptores beta de estrógenos. 

A pesar de que los investigadores están recomendado la posibilidad de considerar la ecdisterona como una sustancia prohibida por dopaje, señalan la dificultad de conseguir las dosis de ecdisteronas necesarias para mejorar el rendimiento deportivo a través del consumo de espinacas. Principalmente porque para conseguir 250 gramos de ecdisterona necesitaríamos comer cuatro kilos de espinacas

Para igualar el consumo más bajo de ecdisterona que analizaron en la investigación tendríamos que consumir esos cuatro kilos de espinacas todos los días durante 10 semanas. Si quisiéramos conseguir la cantidad que se administró a los que recibieron la dosis más alta, tendríamos que consumir unos 16 kilos de espinacas a diario cada 10 semanas. Dar positivo en ecdisterona por consumo de espinacas es, por tanto, bastante complicado. 

Imágenes   |  King Features Syndicate 

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio