Compartir
Publicidad
Publicidad
HIIT, LISS...¿Y el entrenamiento MISS?
Entrenamiento

HIIT, LISS...¿Y el entrenamiento MISS?

Publicidad
Publicidad

En nuestra última entrada hablamos acerca de los distintos tipos de entrenamiento cardiovascular, en concreto del HIIT y el LISS. Dos modalidades bien diferenciados dependiendo de nuestros objetivos personales.

Sin duda son los dos entrenamientos cardiovasculares más populares y conocidos, aunque no los únicos. Tenemos HIIT, LISS...¿y el entrenamiento MISS? Os contamos algo más acerca de esta tercera modalidad de entrenamiento cardiovascular.

Lo que conocíamos hasta ahora

Repasando lo que comentábamos el otro día, llegamos a la conclusión de que el entrenamiento HIIT se trata de una variedad de cardio bastante exigente donde los intervalos de intensidad conllevan picos de esfuerzo no apto para físicos principiantes.
El beneficio del HIIT era en la elevada quema de grasa (superior y prolongada a la de otros entrenamientos aeróbicos) y la preservación de masa muscular, ventaja que supone un punto interesante en etapas de definición.

Por otro lado, comentábamos la eficacia del LISS, entrenamiento de baja intensidad mucho menos exigente y agresivo, pero muy recomendable para personas que comienzan con el cardio o tienen problemas de sobrepeso.

¿Pero qué es el MISS?

MISS (Medium Intensity Steady State)

Si traducimos sus siglas directamente: Estado Estacionario de Media Intensidad. Como podemos deducir de su nombre, se trata de un entrenamiento aeróbico prolongado de intensidad media, por encima de la del LISS que comentamos en la entrada anterior.
Mientras que el LISS supondría un entrenamiento a intensidad baja, ya sea caminando o por ejemplo en una bici estática, el MISS conllevaría una intensidad moderada pero superior. Salir a correr a un buen ritmo pero sin hacer intervalos fuertes, de manera constante.

Es cierto que muchas personas consideran que el LISS y el MISS es claramente una pérdida de tiempo, una modalidad poco exigente y de escasos resultados. Personalmente considero que hay que saber generalizar, y que, si una persona que lleva una vida más o menos sedentaria comienza a practicar cualquiera de estas modalidades para mi ya es un triunfo.

1

Partiendo de esto, el MISS por supuesto que va a tener sus beneficios. Vamos a quemar más calorías que con el entrenamiento LISS y puede ir muy bien para personas que quieren bajar de peso, ayudando a conseguir un déficit calórico. Personalmente me parece un buen entrenamiento aeróbico sin necesidad de ser excesivamente experimentado, ni tener una forma física demasiado exigente.

El problema del MISS es que necesita adaptación metabólica, es decir, según más lo vayamos practicando, más se adaptará nuestro cuerpo a esa exigencia física y acabaremos quemando menos calorías con el mismo entrenamiento que cuando comenzamos.

Conclusiones

Personalmente creo que existen muchísimas personas que salen a correr frecuentemente a buen ritmo y que su mayor preocupación no es quemar calorías, sino disfrutar haciendo lo que les gusta, en este caso un entrenamiento MISS.

Claro que el HIIT es una variedad aeróbica más exigente y que da buenos resultados, pero ni es apta para todos, ni le gusta a todos. En estos casos la práctica del MISS, más exigente que el LISS, puede ser una buena opción para practicar un cardio que realmente se puede amoldar a tus necesidades.

Poco a poco consolidando nuestra forma física, seguro que podemos empezar a combinar todas las disciplinas y aventurarnos en el mundo del HIIT y los sprints. Pero recordad, lo realmente importante es hacer lo que nos gusta y disfrutar haciéndolo, porque es el camino perfecto para ser perseverantes y llegar a los objetivos personales de cada uno.

Imágenes | iStockPhotos

En Vitónica | Circuito quemagrasas con balón medicinal (HIIT)
En Vitónica | Ejemplo práctico para perder grasa con el HIIT

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos