Compartir
Publicidad

No digas "operación bikini": di "en forma todo el año" (y un poco más en verano)

No digas "operación bikini": di "en forma todo el año" (y un poco más en verano)
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como cada año por estas fechas, con la llegada de los primeros días de sol y calor, nos encontramos con la misma situación: este es el momento del año en el que comienza un masivo peregrinaje a los gimnasios buscando "ponernos en forma" y hacer la "operación bikini" antes de que lleguen las altas temperaturas y nos vayamos a la playa.

Durante los meses de mayo y junio los gimnasios se ponen hasta los topes con aquellos a los que les ha entrado la prisa por "ponerse a tono para el verano". Pero desengáñate: dos meses no son suficientes (ni recomendables) para lucir tipo en la playa o la piscina. ¿Has escuchado eso de que "los cuerpos del verano se trabajan en el invierno"? Pues te explicamos por qué es así.

  • Las prisas son el peor enemigo de la dieta y del entrenamiento: vivimos en una sociedad en la que queremos todo, y lo queremos ya. Esto, en entrenamiento y dieta no funciona así. Es importante que seamos conscientes de que los resultados vienen con el tiempo, que sepamos que la preparación física no es un sprint sino una carrera de fondo en la que los resultados duraderos aparecen después de muchos meses de esfuerzo. Si te prometen resultados en dos semanas y sin esfuerzo, desconfía.

  • Dieta muy restrictiva y horas de cardio no es la solución: suele ser lo más habitual a la hora de enfrentar la operación bikini, pero no es lo óptimo. Las dietas muy restrictivas, muy por debajo de nuestras necesidades calóricas, no dan buenos resultados a largo plazo y es posible que nos hagan caer en desequilibrios nutricionales (muchas abogan por eliminar macronutrientes o se reducen a la ingesta de un solo alimento -generalmente una misma fruta- durante un largo período de tiempo). Las largas horas de cardio producen adaptaciones en nuestro organismo que hacen que cada vez sea necesario más y más tiempo de ejercicio para seguir gastando las mismas calorías.

  • Mantener una buena masa muscular es imprescindible: no todo es el peso cuando hablamos de operación bikini. Mantener una buena cantidad de masa muscular a través del entrenamiento de fuerza, tanto en hombres como en mujeres, nos ayudará por un lado a vernos más tonificados y por otro a mantener un porcentaje bajo de masa grasa, independientemente de nuestro peso. Una combinación de entrenamiento de fuerza acompañado de entrenamiento HIIT por intervalos puede ser una buena opción a la hora de entrenar.

El entrenamiento y la dieta saludable durante todo el año, no solo en la previa del verano, son la base para vernos bien en los meses de más calor. Es normal que en estos meses afinemos algo más el entrenamiento y la dieta, pero es más importante lo que hemos venido haciendo el resto de meses del año.

Imagen | iStock
En Vitónica | Tres errores muy comunes en la pérdida de grasa
En Vitónica | Hoy es un buen día para iniciar la operación bikini del año que viene

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos