Compartir
Publicidad

No todos los deportes protegen igual el corazón: el entrenamiento de fuerza el más efectivo según la última investigación

No todos los deportes protegen igual el corazón: el entrenamiento de fuerza el más efectivo según la última investigación
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde hace mucho tiempo nadie discute la función protectora que tiene el deporte en la salud y bienestar de nuestro corazón. Nuestra salud cardiovascular se ve enormemente beneficiada de nuestra actividad física. Entre otras cosas, el ejercicio físico ayuda a reducir nuestros niveles de triglicéridos además de a reducir la presión arterial y el estrés.

Hasta hace poco el foco se ponía en el ejercicio aeróbico, restándole importancia a otras actividades físicas como la resistencia o la fuerza. Sin embargo, nuevas investigaciones científicas han ido abriendo la perspectiva con respecto al efecto de los ejercicios de fuerza - como el levantamiento de peso - en nuestra salud cardiovascular.

Hace tan solo unos meses un estudio publicado el mes pasado analizó el efecto del levantamiento de pesas en la salud de nuestro corazón. Los resultados de la investigación sugerían que levantar pesas durante menos de una hora a la semana reducía el riesgo que tenemos de padecer un ataque al corazón, independientemente del ejercicio aeróbico que haga la persona.

Alora Griffiths 709526 Unsplash

A estos resultados se les suma los de una investigación publicada recientemente en el Colegio Americano de Cardiología. Los resultados de esta investigación indicaban que todas las variedades de actividad física son beneficiosas para nuestro corazón, pero que el entrenamiento de fuerza parecía mostrar mayor fuerza en la reducción del riesgo de padecer enfermedades del corazón que otras como el caminar o el andar en bici.

Los investigadores analizaron las información de 4.086 adultos americanos entre 2005 y 2006. Estos investigadores evaluaron factores de riesgo cardiovascular como la presión sanguínea, diabetes, sobrepeso o colesterol. Además, tuvieron en cuenta si los participantes realizaban deporte estático - como el entrenamiento de fuerza - o dinámico - como caminar. Además, tuvieron en cuenta la raza, el género, la edad y otras condiciones como el consumo de tabaco.

Los resultados encontraron que, efectivamente, cualquier tipo de actividad física estaba asociada con una presencia de factores de riesgo entre 30-70% menor. En cualquier caso, la relación era más fuerte en aquellas personas que hacían entrenamiento de fuerza. Además, las personas que hacían ambos tipos de actividades reducían todavía más el riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular.

Imágenes | Unsplash

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio