Compartir
Publicidad
Publicidad

Perder la ilusión por el deporte. Algunos consejos para evitarlo

Perder la ilusión por el deporte. Algunos consejos para evitarlo
Guardar
25 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La práctica deportiva es algo que a la mayoría de los que la llevamos a cabo nos gusta y nos hace relajarnos mientras la estamos llevando a cabo. Es cierto que el fundamento del deporte es éste, que sea una actividad divertida que nos motive y nos aliente a continuar realizándola. A pesar de todo, existen casos en los que las ganas se empiezan a perder y ya no sentimos la misma necesidad de hacer deporte. Por ello en Vitónica queremos dar algunos consejos para no perder la ilusión por el deporte después de los años.

Seguro que la gran mayoría de nosotros cuando comenzamos a practicar deporte acudíamos con mucha ilusión, a la expectativa y seducidos por la novedad. Con el paso del tiempo esta ilusión se va perdiendo en mucho casos. Esto lo que hace es que se acaben perdiendo las ganas, y poco a poco el deporte ocupa un lugar muy secundario en nuestras vidas. Esto se debe a que perdemos el interés. Por ello es necesario que mantengamos la mecha avivada para poder continuar.

El estancamiento

Uno de los motivos que nos conduce a sentir pasión por el deporte es la consecución de objetivos y metas. Ver que nuestro cuerpo evoluciona es un buen aliciente a la hora de mantener las ganas de practicar deporte. Pero llega un momento en el que el estancamiento es la tónica general, por ello es necesario que nos adaptemos en la actividad deportiva a nuestra evolución y a lo que el cuerpo nos está pidiendo.

Cambiar las rutinas, experimentar con nuevos ejercicios, realizar otros entrenamientos diferentes con actividades que nunca hemos hecho antes, pero que nos ayudarán a trabajar de la misma manera los músculos… son muy buenas opciones para evitar la rutina y el estancamiento que nos conduce a desilusionarnos y abandonar los entrenamientos.

Realizar siempre la misma actividad

Realizar siempre la misma actividad es también una de las causas que hacen que dejemos de sentir interés por los entrenamientos. El aburrimiento es el cáncer de las personas que practicamos deporte, y es que hará que perdamos interés por acudir día a día a practicar deporte. Esto hará que el deporte quede relegado a un segundo plano, donde primarán las actividades que nos entretengan más y que preferiremos hacer antes que seguir entrenando.

Por ello es necesario que tomemos cartas en el asunto y sepamos la cantidad de actividades que tenemos a nuestra disposición. Saber elegir e ir cambiando será una buena idea. Cada vez aparecen nuevas y mejores modalidades deportivas, así como mejores aparatos para trabajar nuestro cuerpo, por lo que es sencillo variar y cambiar de actividad cada cierto tiempo con la finalidad de mantener viva la llama.

Hacer el entrenamiento más llevadero

También acudir a entrenar con un compañero que tenga los mismos gustos y aficiones que nosotros para así no estar solos y poder innovar mucho más y mejor. Lo mismo sucede con las actividades y la intensidad de los ejercicios. Siempre deben adaptarse a nuestra forma física, no es recomendable que nos carguemos demasiado y nos fijemos unas metas muy altas, ya que de este modo el deporte será un agobio y una presión en vez de una válvula de escape, que es lo que queremos.

Un descanso cada cierto tiempo

De todos modos es muy recomendable que si empezamos a notar desgaste a la hora de entrenar y perdemos la ilusión que debe acompañarnos dejemos por un tiempo de realizar deporte. Quizá nos sintamos agobiados y abrumados. Por ello es bueno descansar de vez en cuando una semana y así volver a retomar los entrenamientos con mucha más ilusión y ánimo.

Imagen | AshtonColeman

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos