Compartir
Publicidad
Por qué la sentadilla es uno de los ejercicios que no pueden faltar en tu rutina de entrenamiento: estos son sus beneficios
Entrenamiento

Por qué la sentadilla es uno de los ejercicios que no pueden faltar en tu rutina de entrenamiento: estos son sus beneficios

Publicidad
Publicidad

La sentadilla es uno de los tres ejercicios imprescindibles que deberías realizar si tus entrenamientos están orientados al powerlifting, ya que es uno de los movimientos que tendrás que ejecutar en la competición.

Para el resto de las personas, la sentadilla no es un ejercicio imprescindible, ya que de hecho este tipo de ejercicios no existen en personas que realizan entrenamiento de fuerza de manera recreativa, pero si crees que haciendo sentadillas solo puedes conseguir trabajar los cuádriceps, estás muy equivocado.

Más masa muscular en menos tiempo

La sentadilla es un movimiento multiarticular, lo cual quiere decir que, a diferencia de los ejercicios analíticos o monoarticulares, involucra más de una articulación en un mismo movimiento.

El movimiento de estas articulaciones lo producen los músculos, o sea que de cara a involucrar una cantidad mayor de masa muscular en un mismo periodo de tiempo, será más inteligente darle más prioridad a los ejercicios multiarticulares como la sentadilla.

Sentadilla Cuadriceps

A diferencia de las extensiones de rodilla (que suele ser uno de los ejercicios más practicado en el gimnasio), la sentadilla no solo se centra en los extensores de la rodilla, sino que también consiste en la extensión del tobillo y de la cadera, y por consiguiente también involucra a los músculos encargados de realizar la extensión de estas articulaciones.

Por ejemplo, se sabe que la sentadilla trasera con barra alta provoca una activación significativa del sóleo y del gastrocnemio, que son músculos que componen los gemelos y que extienden el tobillo, cosa que no conseguiríamos con la extensión de rodilla en máquina, al ser un gesto analítico.

El core: otro grupo muscular beneficiado

Otra ventaja de la sentadilla es que al practicarla de manera libre involucra también de manera significativa al core, que se activa para evitar que nos caigamos al ejecutarla.

Tanto el recto como el transverso abdominal, los oblicuos, los erectores espinales y el cuadrado lumbar serán los encargados de estabilizarnos durante todo el movimiento.

Sentadilla

Mayor progresión a largo plazo

También es cierto que si consideramos el largo plazo, es mucho más sencillo progresar en sentadilla que progresar en las extensiones de rodilla

Esto puede hacer que seamos capaces de aumentar la tensión mecánica que soportan nuestros músculos y al largo plazo conseguiremos generar más masa muscular, ya no solo porque el movimiento sea multiarticular, sino también por esta sobrecarga progresiva.

Mayor capacidad funcional frente a otros ejercicios

Por último, tienes que considerar que la sentadilla es un ejercicio considerablemente más funcional que una extensión de rodilla en máquina.

Sentadilla Trasera

Es muy probable que durante un día te sientes y te levantes bastantes veces. Durante este movimiento, extenderás el tobillo, la rodilla y la cadera de forma conjunta, y desde luego una sentadilla podrá facilitarte este gesto mucho más que una simple extensión en máquina.

Imágenes | iStock y Pixabay

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio