Compartir
Publicidad
Publicidad

Polar OH1: un brazalete con sensor óptico de pulsaciones y poco más

Polar OH1: un brazalete con sensor óptico de pulsaciones y poco más
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Polar acaba de sacar un gadget curioso, el Polar OH1, un brazalete con sensor óptimo para medir pulsaciones. Justo cuando el otro día comentábamos la jugada de Fitbit con el Fitbit ionic, hoy Polar saca un producto que nos ha dejado un poco fuera de juego.

Bien es cierto que a día de hoy la medición de pulsaciones se está decantando por los sensores ópticos, pero con la idea de integrarlos en un reloj inteligente, donde podemos tener muchas funciones y características.

Polar OH1, un sensor de pulsaciones y poco más

En un principio cuando he visto el OH1 he pensado: puede ser una buena solución para aquellos que no quieren mirar datos in situ y luego analizarlos en el móvil, o para aquellos que quieren gastar lo mínimo en un pulsómetro, aunque no puedan ver los datos durante el entrenamiento.

Pero claro, el Polar OH1 cuesta 80€, algo que parece una poco caro para un dispositivo que lo único que puede almacenar en datos son pulsaciones (ya que no tiene la función de GPS). Es cierto que es compatible con dispositivos Bluetooth y podemos ver las pulsaciones en otros relojes, ciclocomputadores o smartphones, pero sigue siendo algo caro por un simple sensor de pulsaciones.

Por 150€ está el Polar 200 (incluso por algo menos en Amazon), que además de tener sensor óptico de pulsaciones es GPS, cuantificador y smartwatch (aunque algo básico). Por 70€ más, merece la pena tener algo más compacto en la muñeca y con muchas más funciones.

Polar Oh1 Sensor Optico

Lo dicho, este sensor tiene sentido si quieres un pulsómetro "barato" o si quieres conocer tu frecuencia cardíaca ya a posteriori, analizándola en el móvil una vez acabas el entrenamiento. Algo que tampoco es que tenga mucho sentido, porque lo bueno de conocer las pulsaciones es hacerlo durante el entrenamiento, para así ajustar la intensidad en ese momento.

Si tienes un pulsómetro compatible con Bluetooth y quieres cambiar la banda, igual es una opción, así la banda se quita del pecho y se pasa al brazo o antebrazo, cosa que para algunos puede resultar más cómodo.

A nosotros no nos acaba de convencer el Polar OH1, quitar la banda pectoral para pasarla al brazo y no tener un monitor donde ver las pulsaciones no es algo muy práctico, pero el tiempo nos dirá si este producto tiene sentido.

Más información | Polar

En Vitónica | Mi experiencia con un pulsómetro con sensor en la muñeca

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos