Compartir
Publicidad

Inversión de la postura para conseguir una espalda sana

Inversión de la postura para conseguir una espalda sana
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los dolores de espalda son algo más habitual de lo que pensamos, y es que esta parte del cuerpo es una de las más afectadas por la acumulación de tensión que generamos por nuestro ritmo de vida. Por este motivo en esta ocasión nos queremos detener en una técnica que muchas personas utilizan y que puede tener una serie de beneficios para nosotros. Se trata de la terapia de inversión de posición.

Seguro que nunca se nos ha pasado por la cabeza colgarnos boca abajo para eliminar el dolor de espalda, y es que seguro que lo que solemos hacer es estirar y seguir fortaleciendo la espalda, aunque estirarla por completo es una de las mejores soluciones. Con la natación solemos aliviar tensiones porque se suele estirar al estar suspendidos en el agua, pero con esta terapia el estiramiento es mayor lo mismo que el alivio.

Este tipo de terapia consiste en colgarnos, literalmente, boca abajo, es decir, lo que haremos será enganchaos los tobillos a un soporte del que penderemos hacia abajo durante unos minutos dejando que la fuerza de la gravedad actúe por si sola sobre nuestro cuerpo. A simple vista puede parecer una locura, pero tiene muchos más beneficios de los que pensamos.

Inversión de la postura para aliviar tensiones

En primer lugar es una buena forma de aliviar tensiones de la espalda, sobre todo en los discos vertebrales que con el paso del tiempo van disminuyendo su tamaño. Esto hace que a la larga perdamos estatura y cambiemos la posición de nuestro cuerpo. De este modo con la inversión de posición lo que conseguiremos será aliviar tensiones en esta parte y hacer que recuperen poco a poco su tamaño normal.

Sobre todo no hay que olvidar que mejoraremos también el riego sanguíneo en esta zona y reduciremos el riesgo de dolores en la espalda. Lo mismo sucederá con los músculos, ya que con ello conseguiremos que estos se relajen y pierdan parte de la tensión acumulada durante la jornada. Por ello es una buena manera de conseguir una perfecta salud muscular y ósea.

Mejora del riego sanguíneo

La inversión de la posición también nos ayudará a mejorar el riego sanguíneo en la parte superior del cuerpo y hacer que la circulación sanguínea sea mucho más efectiva. Esto nos ayudará a conseguir un mejor riego en el cerebro, haciendo que éste esté más ágil y despierto, capaz de responder mejor a las necesidades cotidianas, pues además conseguiremos mejorar la oxigenación de esta parte del cuerpo.

Mantener cada cosa en su sitio

Tampoco debemos olvidar que la inversión de la postura nos ayudará también a mantener cada órgano interno en su lugar y evitar los efectos de la gravedad y el paso del tiempo. Es cierto que si nos decantamos por realizar esta técnica estemos supervisados por un profesional para evitar daños derivados de un mal uso de esta técnica.

Imagen | ThinkStock

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio