Compartir
Publicidad
Publicidad

Aceite de argan, una novedad nutricional

Aceite de argan, una novedad nutricional
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El argan o "Argania Spinosa", es un árbol silvestre, único en todo el mundo y por eso, ha sido declarado por la UNESCO reserva de la biosfera. Suele crecer en tierras semidesérticas como las del sudoeste de Marruecos.

En dicho lugar, las tribus han utilizado desde hace siglos, el aceite de argan como elemento parte de su medicina tradicional y de su dieta.

Los frutos del árbol argan son similares a un dátil, poseen forma de nuez y en su interior se encuentran 3 semillas a partir de las cuales, se extrae, en la mayoría de los casos de forma manual, el aceite de argan. Su color es ambar o amarillo claro y transparente. Su sabor es fuerte y su aroma se asemeja al de los frutos secos.

Ya se han demostrado en los años 90 sus grandiosas propiedades nutritivas que convierten al aceite de argan en un artículo de lujo en Marruecos.

Su valor se ha incrementado desde el 2000- 2001 debido al creciente interés en éste aceite por parte de las compañías cosméticas, de hecho una botella de 250 ml puede costar alrededor de 17 euros.

En el ámbito culinario este aceite se usa mediante dos modalidades, el aceite natural prensado en frío, o el tipo bereber también prensado en frío pero elaborado a partir de semillas previamente tostadas.

En los platos marroquíes su uso es tradicional y se utiliza en preparaciones saladas, como aderezo en ensaladas, en postres o para elaborar el amlou, una mezcla de aceite de argan, miel y almendras que no puede faltar en los desayunos marroquíes.

Además, sus propiedades nutritivas compiten seriamente frente a las del aceite de oliva, ya que contiene una mayor proporción de ácidos grasos poliinsaturados y ésto lo convierte en un potente cardioprotector.

Al ser un alimento muy rico en ácido linoleico sus efectos en el organismo ayudan a disminuir los niveles de colesterol "malo" o LDL y aumentar las cifras de colesterol HDL o "bueno" para la salud. También tiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias debido a su contenido en vitamina E.

En su composición se incluyen esteroles vegetales poco comunes como escotenol y espinasterol, elementos que contribuyen a reducir la absorción intestinal del colesterol y poseen propiedades antitumorales. Además, abundan en el aceite de argan sustancias fitoquímicas.

Su rica estructura nutricional convierte al aceite de argan en un alimento fundamental ante las enfermedades metabólicas como la dislipemia, hipertensión, obesidad, diabetes, enfermedades cardiovasculares en general, e incluso algunos cánceres.

Además, dados sus atributos antioxidantes y por lo tanto, "antiaging", el aceite de argan se ha explotado en el mundo de la cosmética para aplicarlo a cremas suavizantes de la piel, en analgésicos y productos antitinflamatorios.

Al parecer, en Marruecos se encontraba oculto un aceite que por sus nutrientes resulta similar o mejor para la salud, que el aceite de oliva.

A pesar de que a nosotros nos debe resultar difícil conseguir este producto de origen marroquí en la actualidad, no dudo que en un tiempo cercano, el aceite de argan se comercialice en todas partes del mundo y podamos disfrutar de su agradable sabor y sus beneficios para la salud.

Vía | Consumer Eroski En Vitónica | Aceite de orujo con efecto cardioprotector En Vitónica | Aceite de pescado y ejercicio para un corazón sano En Vitónica | Aceite de oliva virgen y refinado: diferencias

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos