Compartir
Publicidad

El consumo de grasas, determinante en el desarrollo de obesidad

El consumo de grasas, determinante en el desarrollo de obesidad
Guardar
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Siempre existe la eterna discusión al momento de decidir por reducir grasas o reducir hidratos cuando intentamos adelgazar, y como hemos dicho muchas veces, las calorías no son iguales si provienen de cuerpos grasos que si derivan de cereales, por eso, es momento de demostrar que el consumo de grasas es un factor determinante en el desarrollo de obesidad.

Para ello, no sólo debemos recordar que las grasas dan palatabilidad y por lo tanto, resultan más agradables al paladar y podemos consumirlas en grandes cantidades, sino que las grasas son más concentradas en calorías que los hidratos y además, tienen depósito sin límite en el organismo y son el último macronutriente que se moviliza en el cuerpo.

Por otro lado, la prevalencia de personas con sobrepeso y obesidad ha incrementado notablemente en el último tiempo y junto a esta tendencia se presenta una reducción en la cantidad de hidratos consumidos y un aumento en la cantidad de grasas ingeridas a diario.

Asimismo, al comparar personas con sobrepeso u obesidad y personas de peso normal respecto al consumo de grasas se observa lo siguiente:

grasas

Y al comparar el consumo de hidratos en personas normopeso y personas con sobrepeso u obesidad sucede lo siguiente:

hidratos

Es decir, claramente las personas de peso normal consumen más hidratos y menos grasas que quienes presentan sobrepeso u obesidad, lo cual indica que el nutriente determinante en el desarrollo de un peso excesivo y de enfermedades asociadas a éste es la grasa y no los hidratos.

Los hidratos no engordan como muchos creen, y si bien debemos escoger adecuadamente priorizando los hidratos complejos, es sabido que su inclusión en una dieta de adelgazamiento no es un obstáculo para adelgazar, sino que por el contrario, favorece la adherencia al tratamiento, reduce los cambios anímicos y la ansiedad y favorecen la saciedad en quien intenta perder peso de manera saludable.

Entonces, procuremos no sobrepasar los 30-35% del total de las calorías como grasas y escojamos fuentes saludables de este macronutriente, disminuyendo grasas trans, grasas combinadas con azúcares y grasas saturadas.

Imagen | Skippyjon

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos