Publicidad

Frutos secos, un aperitivo o una comida

Frutos secos, un aperitivo o una comida
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

El otoño es tiempo de consumir frutos secos, pues además de ser la época del año en la que la naturaleza nos los brinda, son un aliado para fortalecer el organismo y tenerlo preparado para evitar enfermedades propias de esta época.

La variedad que tenemos de frutos secos es amplia, aunque debemos saber que son un alimento en sí mismos, y no un complemento. Contienen un amplio abanico de nutrientes que se suman a las cantidades diarias recomendadas, así como un gran aporte calórico. Si consumimos frutos secos como un complemento corremos el riesgo de aumentar nuestra ingesta de grasas.

Los frutos secos contienen un alto porcentaje de grasas, entorno al 30% de su composición está formada por ácidos grasos de primera calidad como el omega 3 u omega 6 que ayudan a disminuir los niveles de colesterol en sangre y mejorar el funcionamiento de nuestro cuerpo. A pesar de esto es importante que no ingiramos más grasas si comemos frutos secos.

Los frutos secos por lo tanto deben ser el sustituto a otro tipo de grasas saturadas que lo único que nos aportan es colesterol en detrimento de nuestra salud cardiovascular. A esto hay que sumarle que son una fuente importante de energía para personas como los deportistas que realizan un ejercicio físico intenso, y los cuales desempeñan una quema mayor de calorías que la media. Además, en invierno nos aportan el extra de calorías de origen saludable que necesitamos para hacer frente al frío.

Aunque los frutos secos nos brindan otra serie de beneficios como minerales y vitaminas. Entre ellos hay que destacar el aporte de potasio que nos dan y que nos sirve para conseguir un equilibrio iónico en las células del organismo y mejorar el funcionamiento de la bomba sodio-potasio que es fundamental para que mantengamos un correcto ritmo cardiaco.

Los frutos secos son alimentos amigos de nuestro corazón, y como tales tienen que estar presentes en nuestra dieta, aunque es hora de que dejemos de comerlos como complemento, y es que su aporte nutricional es tal alto que por sí solos cubren nuestras necesidades cotidianas. Si queremos mantener el peso es recomendable que los frutos secos sean una comida más y no un aperitivo.

Imagen | Infovegetarianos

En Vitonica | Las grasas sí pueden ser salud En Vitonica | Almendras, un tesoro del otoño En Vitonica | Cuatro alimentos considerados "poco saludables" que necesitan ser reivindicados En Vitonica | Alimentos contra el estreñimiento

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios