Compartir
Publicidad
Publicidad

Funcionamiento del proceso de obtención de energía por parte del organismo

Funcionamiento del proceso de obtención de energía por parte del organismo
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La base para conseguir un buen entrenamiento es la energía. El nivel que tengamos determinará nuestra respuesta a la hora de actuar de una u otra manera en los entrenamientos que vamos a llevar a cabo. Pero la energía es algo que utilizamos habitualmente en nuestras acciones cotidianas, y por ello es importante que conozcamos su funcionamiento.

En muchas ocasiones nos ha pasado que nos hemos quedado escasos de energía y sin fuerzas para poder hacer frente a las rutinas de entrenamiento o a los actos que llevamos a cabo a diario. Esto se debe a que las reservas del organismo han fallado, y por ello es necesario que sepamos su mecanismo de acción para tener claro en cada momento qué es lo correcto que debemos hacer para estar siempre a punto y tener la energía necesaria para poder con el ejercicio.

La clave de la energía está en el glucógeno. El índice glucémico de los alimentos marca la cantidad de calorías que éstos contienen y que nuestro cuerpo convertirá en glucógeno que quemaremos para crear energía. El problema de esto es que un exceso de glucógeno sin consumir acaba siendo almacenado en el organismo en forma de grasa. Pero como todos sabemos la energía no se crea ni se destruye, sino que se transforma, por ello vamos a ver los diferentes niveles que tenemos de obtención de energía.

El primer nivel y el más habitual es recibir la energía directamente de las reservas de glucógeno que obtenemos directamente de los alimentos. Este glucógeno se quema en las células para obtener energía. Es la forma más rápida de conseguir energía, y por eso es adecuado y necesario que las personas que tienen una actividad física elevada consuman alimentos con altas dosis de glucógeno, ya que de esta manera mantendrán las pilas cargadas todo el día.

El siguiente paso para obtener energía tiene lugar cuando se acaba el glucógeno y no reponemos con más alimento. En este paso el organismo echa mano de las reservas de grasa de las que dispone, que transformará en energía. Es un proceso más lento de obtención de energía, pero es mediante el cual se consigue la pérdida de peso y de grasa.

En último lugar está la fase más crítica del proceso de obtención de energía, ya que tiene lugar cuando el cuerpo agota las anteriores formas de obtención de energía. Consiste en que el organismo una vez haya consumido el glucógeno y la grasa echará mano de las fibras musculares, consiguiendo que se consuman en sí mismas. Llegar a este nivel es complicado, pero las personas que tienen pocas reservas de grasa pueden padecerlo si no reponen el glucógeno consumido y siguen realizando ejercicio de alta intensidad.

Imagen | TouTouke

En Vitonica | Practicar deporte, un consumo de energía durante y después
En Vitonica | Aumenta tu energía con los nutrientes adecuados
En Vitonica | Carnitina, convierte tu grasa en energía

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos