Compartir
Publicidad
Publicidad

Nuevo consenso y recomendaciones sobre las grasas para la población española

Nuevo consenso y recomendaciones sobre las grasas para la población española
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Recientemente la Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética (FESNAD) ha presentado su nuevo consenso y recomendaciones sobre las grasas para la población española adulta que pone en evidencia algunos cambios sobre la ingesta de los diferentes tipos de lípidos y su efecto en el organismo.

Principales evidencias y recomendaciones

El nuevo consenso señala que, excepto cuando se sustituyen por ácidos grasos mono o poliinsaturados, la reducción de grasas saturadas no influye sobre el riesgo cardiovascular o de diabetes, por lo que, no se establece una ingesta recomendada o un umbral máximo de consumo.

Para las grasas saturadas, se aconseja reemplazarlas por ácidos grasos monoinsaturados o poliinsaturados con el objetivo de mejorar el perfil lipídico del organismo y disminuir las enfermedades cardiovasculares. Asimismo, se recomiendan evitar los alimentos con exceso de este tipo de grasas o que puedan contener algún otro componente negativo tales como mantequillas, fiambres o embutidos, pero no establece una cuota máxima o diaria recomendada de grasas saturadas.

Respecto a las grasas trans, hasta el momento se recomendaba consumir menos de 2% de la energía, pero el consenso indica que a partir de un 2% ya comienzan a afectar negativamente la salud, por lo que su ingesta debe ser lo más baja posible e idealmente no superar el 1% de la energía diaria.

Los ácidos grasos monoinsaturados si bien no se asocian a la prevención del cáncer, si se han vinculado a beneficios sobre la salud cardiovascular y el perfil lipídico, por lo que se establece una ingesta recomendada de entre 20 y 25% de la energía diaria, lo cual respecto a recomendaciones previas indica un incremento en la cuota establecida. Además, se aconseja que la principal fuente sea el aceite de oliva virgen.

Grasas2

Respecto a los ácidos grasos poliinsaturados se han vinculado los omega 6 con beneficios sobre la salud cardiovascular y se recomienda una ingesta de 10% de las calorías diarias, mientras que para el omega 3, que también se vincula a beneficios sobre la salud, se recomienda una ingesta de entre 0,1 y 1% de las calorías diarias.

El consejo es consumir unas tres veces por semana pescados o mariscos, siendo dos de las oportunidades pescado azul.

Por último, se evidencia que una dieta alta en grasas no conlleva perjuicios para la salud siempre y cuando en la misma predominen grasas mono o poliinsaturadas y se señala que la ingesta total de grasas puede variar entre un 20 y un 40% del total de las calorías de la dieta diaria, lo cual representa un leve incremento en el máximo aconsejado de este nutriente respecto a recomendaciones previas.

Éstas son las principales evidencias y recomendaciones sobre las grasas que pone de manifiesto el nuevo consenso para la población española adulta y que servirán como guía para la planificación de una alimentación saludable.

Vía | FESNAD
En Vitónica | El consumo de los diferentes tipos de grasas en los españoles de acuerdo a las recomendaciones
Imagen | iStock e iStock

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos