Compartir
Publicidad

Sencillos trucos para freír de forma sana

Sencillos trucos para freír de forma sana
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Freír no es una de las formas más recomendables para preparar los alimentos debido a la gran cantidad de grasas que se utilizan para la elaboración de los mismos. Este hecho hace que las cantidades de este nutriente aumenten, pero podemos realizar una buena fritura si seguimos una serie de consejos.

Siempre solemos asociar freír los alimentos con una alimentación precaria, pero no tiene por qué ser así. Es cierto que determinado tipo de alimentos requieren para su elaboración de una fritura, y para ello es necesario que sepamos cuál es la forma correcta para hacerlo. Ante todo debemos saber que lo más importante es utilizar el aceite adecuado, ya que al tratarse de una grasa debe ser lo más saludable posible para así evitar añadir a nuestra dieta grasas de mala calidad que nos van a hacer más mal que bien.

Saber elegir muy bien el tipo de aceite que vamos a utilizar es fundamental. Es necesario que sea denso y consistente, ya que debe soportar las altas temperaturas a las que lo vamos a someter sin perder sus cualidades y alterarse. Para conseguir que el aceite aguante lo recomendable es utilizarlos de origen vegetal, en concreto el aceite más recomendado es el de oliva, ya que posee una alta densidad que lo hace más resistente a las altas temperaturas sin perder apenas sus propiedades totalmente beneficiosas para la salud.

La temperatura a la hora de freír debe ser elevada y constante para que los alimentos se cocinen perfectamente. No debemos hacer que sufran variaciones de temperatura elevadas, ya que esto hará que el aceite se estropee y suelte toxinas que a la larga nos harán más mal que bien. Para conseguir esto es también recomendable freír los alimentos con abundante cantidad de aceite, ya que la cocción será más homogénea y rápida, consiguiendo así que el alimento absorba menos cantidad de aceite.

Para que los alimentos ser cocinen de forma correcta es necesario que estén cubiertos por el aceite y que se los cocinemos de poco en poco para que el aceite toque los alimentos por toda la superficie y se cocinen antes. Es importante que tengamos en cuenta que el alimento se tiene que hacer rápido para evitar una sobreexposición al aceite. Para ello debemos dejar de lado la saturación, que restará superficie de contacto con el aceite y ralentizará la cocción de los alimentos.

Cuando vayamos a introducir los alimentos dentro del aceite debemos reparar en que éste esté lo suficientemente caliente para introducirlos. Es importante que sepamos que cuanto menos tiempo esté la comida dentro del aceite, menos cantidad de grasa absorberá. Por esta razón es aconsejable a la hora de freír tener los alimentos preparados en pequeños trozos para que podemos así cocinarlo mucho mejor y más rápido.

A la hora de sacar los alimentos del aceite en el que los hemos cocinado es importante que eliminemos el exceso de grasa que éstos tienen y que no es nada recomendable para el organismo. Para conseguirlo nos vamos a ayudar de un plato al que le hemos provisto de papel de cocina que hará las veces de secante de los alimentos, consiguiendo así eliminar el sobrante y servir un plato bien cocinado, con todas sus propiedades y con el menor número de grasas posible.

Imagen |forwardcom

En Vitonica | Para freír: usa aceite de oliva En Vitonica | Consejos para freir con aceite de oliva En Vitonica | Consejos para freir los alimentos de forma más saludable

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos