Compartir
Publicidad
Publicidad

Tortilla de patata, puntos a tener en cuenta

Tortilla de patata, puntos a tener en cuenta
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Un alimento que a muchas personas les causa rechazo y que no está recomendado en ninguna dieta de adelgazamiento es la tortilla de patata. Se trata de un plato típico de nuestra cocina, que es mucho más que un compendio de calorías como muchos piensan, ya que nos aporta grandes dosis de nutrientes beneficiosos para el organismo.

Los ingredientes de la tortilla de patata son el huevo y la patata, aunque hay quienes le añaden cebolla o calabacín. Todos ellos son muy beneficiosos para el organismo, y dependerá mucho la forma en que preparemos este plato para conseguir restar calorías. En Vitónica vamos a analizar detenidamente los nutrientes que nos brinda y las formas más saludables de prepararla para restar calorías innecesarias que a muchos nos frenan a la hora de comernos una tortilla de patata.

Las patatas son un alimento considerado, junto a los cereales, básico para nuestra alimentación. Esto es debido a su alto contenido en hidratos de carbono de gran calidad que nos aportan importantes dosis de energía. No debemos olvidar que la patata es un alimento rico en fibra como buen vegetal, necesaria para lograr un buen tránsito intestinal y mantener limpio el organismo de sustancias de deshecho y toxinas.

La patata es una fuente de potasio y magnesio necesarios para un equilibrio metabólico y el buen funcionamiento del organismo. Además es una importante fuente de vitaminas del tipo B necesarias para el correcto funcionamiento de los tejidos orgánicos. A esto debemos sumarle su alto contenido en agua que nos aporta hidratación.

El huevo por su parte es rico en proteínas de gran valor biológico que nos aportan grandes dosis de alimento para nuestras fibras musculares. Además contiene importantes dosis de vitaminas A, E y D, fundamentales para el buen funcionamiento de los tejidos corporales, así como antioxidantes que protegen a nuestras células de los ataques producidos por los radicales libres.

Normalmente el problema del alto aporte calórico de la tortilla de patata está en que las patatas se fríen en aceite, expulsando éstas su agua que se evapora, y absorbiendo aceite. Una forma de reducir la cantidad de aceite en la tortilla es cortar la patata en trozos más grandes, ya que absorberán menos cantidad de aceite y se reducirá en gran medida el aporte de calorías. Lo mismo sucede con el aceite, es mucho mejor utilizar aceites de oliva que de otro tipo, ya que aguantan mucho mejor el aumento de las temperaturas por ser más densos, conservando durante más tiempo intactas sus cualidades.

Para eliminar calorías podemos preparar la tortilla de patata cociendo las patatas en agua, ya que así evitaremos las grasas que nos brindan los aceites. Una vez cocidas las mezclamos con el huevo y lo cuajamos. Esta manera de hacer la tortilla es mucho más saludable y nos mantendrá las propiedades de un alimento rico en nutrientes y del que no debemos prescindir.

Imagen | lluisanunez

En Viotnica | Tortilla de patatas: ¿una comida saludable?
En Vitonica | Tortilla de patatas al horno. Receta saludable
En Vitonica | Cocer el huevo para aprovechar al máximo sus beneficios

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos