Publicidad

Efectos que tiene masticar chicle en nuestra mandíbula

Efectos que tiene masticar chicle en nuestra mandíbula
7 comentarios

Publicidad

Publicidad

En infinidad de ocasiones hemos hablado de los chicles y de sus beneficios a varios niveles. En esta ocasión queremos detenernos en los efectos que el chicle tiene en nuestra mandíbula, y es que el acto de masticarlo no solo es eso, sino que lleva muchas más cosas aparejadas detrás. Por ello en esta ocasión vamos a ver como un simple acto que para muchos es algo rutinario, para la mandíbula no lo es tanto.

Al masticar chicle lo que hacemos es desencadenar un proceso por el cual los músculos que conforman la mandíbula se activan para poner en movimiento los huesos de ésta y así poder realizar el movimiento de masticar, que es necesario para poder amasar el chicle a nuestro antojo. Este acto, que parece tan cotidiano y rutinario y que a tanta gente le parece de lo más normal, deja de serlo cuando se convierte en una rutina, ya que los problemas que puede depararnos a nivel mandibular son muy elevados.

En primer lugar debemos tener en cuenta que todas las partes de nuestro cuerpo deben utilizarse, pero eso sí, en su justa medida. La mandíbula, al igual que el resto, debe descansar de sesiones de alto trabajo como es masticar chicle. Si estamos constantemente comiendo chicle nunca dejaremos descansar la mandíbulay por esto nos provocará una sobre carga de la zona, pudiendo generar dolores y endurecimiento de algunas partes de la mandíbula. Lo mismo sucede con los huesos las articulaciones que la conforman, ya que al tener un alto trabajo unido a la tensión que se genera de masticar, puede llegar a tener un gran desgaste y acabar en problemas de huesos y dolores articulares en esta parte de la cabeza.

Pero no todo es malo si nos referimos a masticar chicle, ya que haciéndolo de vez en cuando es un buen ejercicio para conseguir unos músculos de la mandíbula fuertes y sanos que nos ayudarán a proteger mucho más lar articulaciones que permiten el movimiento de apertura y cierre de la misma. A pesar de todo, es importante que tengamos en cuenta que masticar chicle nunca debe ser una actividad cotidiana y tradicional en nosotros, sino que todo lo contrario, tiene que ser algo que hagamos esporádicamente y que nunca sea una hábito constante. Además, siempre debemos elegir variedades de chicle sin azúcar y fáciles de masticar para evitar estropear los dientes y forzar más las mandíbulas.

Imagen | merAtSpain

En Vitonica | Los beneficios de mascar chicle
En Vitonica | Pros y contras de mascar chicle
En Vitonica | ¿Es bueno masticar chicle mientras entrenamos?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir