Compartir
Publicidad

El esguince de tobillo (III): tratamiento

El esguince de tobillo (III): tratamiento
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Antes de leer el post deciros aquello de: "consulte con su médico o fisioterapeuta". Lo que se dice a continuación no es para que tú mismo te trates un esguince, sino para comprender el procedimiento a seguir cuando se produce esta lesión.

Tratamiento primario: encaminado a proteger la articulación y reducir la inflamación. Es el famoso RICE: Reposo, Ice (hielo), Compresión y Elevación. Son acciones simples y efectivas que se suelen aplicar en todo tipo de esguince, excepto en los graves o en los que se quiere una rápida recuperación.

  • Reposo: es imprescindible para la recuperación, sobre todo en las primeras 24-48 horas. Con el reposo evitaremos empeorar la lesión. En los casos leves o en los días posteriores se suele optar por reposo relativo con una carga parcial (apollar pie levemente utilizando muletas) .
  • Hielo: el hielo ejerce una acción antiinflamatoria que reduce el hinchazón. Se debe aplicar durante los primeros dos días, cada 2 horas durante unos 15 minutos. Cuidad con la aplicación directa de hielo, puede ocasionar quemaduras por frío, es conveniente poner un tejido entre medias.
  • Compresión: el vendaje compresivo protegerá el ligamento al limitar el movimiento de la articulación y reducirá la inflamación. Suele utilizarse un vendaje elástico evitando compresión excesiva. No es recomendable seguir con el vendaje después de los primeros dos días.
  • Elevación: por encima del nivel del corazón y mientra se aplica hielo. Es conveniente realizar la elevación en las primeras horas después de la lesión. Esto reducirá la inflamación.

Tratamiento fisioterápico:

  • Movilización temprana: se aumenta de manera paulatina el rango de movimiento sin llegar al umbral del dolor.
  • Baños de contraste: ayuda a disminuir la inflamación junto con la aplicación de hielo.
  • Masajes: bien realizados por un profesional son útiles para reducir la inflamación. Este masaje para drenar la articulación suele utilizare junto con otras técnicas como son los ultrasonidos.
  • Fortalecimiento muscular: tras el reposo los músculos quedan debilitados. El objetivo es fortalecer los músculos implicados en la articulación lesionada para aumentar la resistencia a futuros movimientos lesivos.

En una fase posterior cuando digamos ya se han "curado" los ligamentos se procede a la estabilización del tobillo y reeducación. En esta fase se incluyen movimiento y ejercicios técnicos que preparan para un retorno progresivo a la actividad normal.

También el programa de ejercicios posteriores van encaminados a evitar recaídas y fortalecer la articulación, esto ya nos ocupará otro post.

Vía | Hoysport En Vitónica | El esguince de tobillo (I): qué es y tipos según gravedad En Vitónica | El esguince de tobillo (II): causas, síntomas y prevención

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio