Compartir
Publicidad
Publicidad

Estirar el infraespinoso para evitar las molestias en la espalda cuando corremos

Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Si nos preguntan qué parte del cuerpo trabajamos cuando practicamos carrera seguro que contestaremos que las piernas, además de los pulmones y el sistema circulatorio. Esta afirmación es totalmente cierta, pero no solo estas partes son las que vamos a tocar a la hora de correr, sino que otras zonas como el tren superior se pueden ver afectadas. En concreto debemos destacar unos músculos, los infraespinosos, que están en constante uso debido al movimiento constante de los brazos. Por ello es importante que los tengamos en cuenta y los estiremos. En Vitónica vamos a enseñar cómo hay que hacerlo.

Seguro que en más de una ocasión cuando hemos salido a correr nos hemos quejado de la espalda, y es que mientras corrernos realizamos un movimiento continuado de los brazos que afecta a los músculos infraespinosos que se sobrecargan. Estos se encuentran en la parte inferior de las escápulas, que es la zona que más afectada se ve por este movimiento, ya que es la que aguanta toda la tensión. Por ello es necesario que una vez terminemos de correr estiremos las piernas y los músculos de esta zona de la espalda.

La manera de conseguir relajar los infraespinosos es sencilla, ya que simplemente nos bastará con un ejercicio de estiramiento que nos ayudará a aliviar tensiones en esta parte. Para su realización no necesitamos ningún tipo de aparato, nada más que nuestro propio cuerpo que será el que realice el movimiento que servirá para estirar esta parte. Primeramente nos debemos colocar de píe, mirando al frente y con el cuerpo relajado. En esta posición cogeremos un brazo y con el codo doblado lo pasaremos por delante del tronco metiendo la mano debajo del sobaco del otro brazo. En esta posición empujaremos hacia adelante con el brazo libre el otro por el codo, de modo que la espalda se estire.

Al realizar este movimiento notaremos que la parte baja del hombro se estirará. Es necesario que para su correcta ejecución mantengamos esta posición, es decir, empujando con el brazo libre el estirado, durante unos veinte segundos. Mantener esta postura nos ayudará a eliminar tensiones de esta parte de la espalda y conseguir que el infraespinoso se mantenga en perfecto estado después de una carrera y así poder entrenar de manera habitual en el gimnasio sin resentirnos tras un largo periodo de carrera. Es necesario que siempre guardemos unos minutos para estirar después de correr, y que no sean solo las piernas, sino otras zonas como esta.

Vía | Runners
Video | Youtube/ PilatesExercise

En Vitonica | Pajaritos, un ejercicio para trabajar el hombro al completo En Vitonica | Hombros de acero con levantamientos laterales en banco inclinado En Vitonica | Algunos puntos a tener en cuenta para entrenar bien el hombro

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos