Compartir
Publicidad
Publicidad

La importancia de fortalecer los músculos de la cadera para evitar lesiones de rótula

La importancia de fortalecer los músculos de la cadera para evitar lesiones de rótula
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La carrera es una actividad muy recomendable para conseguir una buena salud corporal. Todos sabemos que es la mejor manera de mantener un buen sistema circulatorio y respiratorio. Pero no todo lo que nos ofrece la carrera a veces son beneficios.

Muchos son los corredores que sufren habitualmente molestias en la rodilla sin saber de donde vienen. Esto es lo que se conoce como síndrome del dolor patelofemoral que normalmente sufren corredores noveles que no tienen una preparación física adecuada y esto se traduce en dolor en la zona de la rodilla, una molestia que puede hacerse crónica.

El proceso que sufre nuestra rótula hasta que se produce este problema es el siguiente. Al correr el impacto con el suelo es grande y se pueden ver afectados diferentes huesos y músculos de la pierna. La rótula es uno de los más afectados debido a que cuando corremos esta se desplaza a lo largo del arco del femur perdiendo la alineación entre ambos y dando lugar a los dolores y molestias.

Este problema afecta a cualquier tipo de persona que no tenga una masa muscular considerable en las piernas que consiga mantener estable el fémur y evitar que se pierda la alineación entre ambas partes de la pierna. Además, después de practicar deporte y debido a la repetición continuada de movimientos y la implicación de las rotulas en el ejercicio las molestias son aún peores. Desde luego que en la mayoría de casos el exceso de actividad puede empeorar el problema.

El primer paso para solucionar este trastorno que se puede convertir en algo más grave si no lo frenamos a tiempo, es fortalecer los músculos de las piernas para conseguir una mayor sujeción de los huesos y que el impacto que recibimos con la carrera, al igual que el exceso de movilidad tengan menos incidencia en la rótula.

Concretamente es primordial fortalecer los músculos de la cadera que son los encargados de mantener unido el fémur con el tronco. Unos músculos de la cadera fuertes harán que el fémur no se desplace tanto al correr y se mantenga firma, de forma que la rótula se mantenga deslizándose por donde tiene que hacerlo, evitando de esta manera dolores y desgastes innecesarios.

Es importante que tengamos esto en cuenta, ya que hay muchos corredores que huyen de realizar ejercicios de musculación, pues los consideran un freno para mejorar sus marcas. Nada más lejos de la realidad, y es que está comprobado que unos músculos fuertes ayudan a mantener un esqueleto más protegido y en mejores condiciones por más tiempo, libre de golpes e impactos, algo habitual en la carrera.

Vía | Runners
Imagen | SXC

En Vitonica | ¿Cuál es el mejor ejercicio después de una cirugía de rodilla?
En Vitonica | Los deportes que provocan más lesiones.
En Vitonica | Efecto de los suplementos dietarios en la artrosis de rodilla

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos