Compartir
Publicidad
Publicidad

Peligro en la playa: esto es lo que tienes que hacer si te pica una medusa

Peligro en la playa: esto es lo que tienes que hacer si te pica una medusa
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya está aquí el verano, y con él las vacaciones y, para muchos de nosotros, la esperada playa. Pasar unos días en los que tu mayor preocupación es echarte correctamente el protector solar siempre es un gustazo; pero hay ciertas cosas que nos puede estropear las vacaciones, como por ejemplo una picadura de medusa.

Las medusas son relativamente comunes en las costas del Mediterráneo, lugar elegido por muchos de nosotros para pasar unos días de relax tostándonos al sol, cuando los temporales de levante las acercan hasta la orilla. En principio las medusas no atacan "porque sí": solamente si se sienten amenazadas. Lo malo es que un cambio de temperatura cerca de ellas, como puede ser el que genera nuestro cuerpo al bañarnos en el agua, lo pueden interpretar como una amenaza, y picarnos.

¿Qué tenemos que hacer si nos pica una medusa? Os explicamos los pasos a seguir en caso de que lo necesitéis.

Las medusas tienen unas células urticantes que, al contacto con nuestra piel, son las que producen dolor, picor, escozor, inflamación y enrojecimiento. No es grave (siempre y cuando no seamos alérgicos), pero es necesario que sepamos cómo tratar estas picaduras en los primeros minutos hasta que podamos acudir a un puesto de socorro.

¿Qué debemos hacer si nos pica una medusa?

medusas

Lo primero que tenemos que hacer es lavar la zona en la que nos ha picado la medusa con agua salada o bien con suero: no debemos utilizar agua dulce, ya que rompería estas células urticantes y la picadura se puede propagar.

Para aliviar el dolor y el picor debemos aplicar frío en la zona en la que hemos sufrido la picadura. Si estás en playa seguramente alguien tenga hielo o una botella de agua helada: envuélvela en una toalla para no aplicar el frío directamente contra la piel y mantenla ahí durante diez o quince minutos.

A pesar de lo que hayas visto u oído en televisión, orinar sobre la herida no es una buena idea.

Si algún resto de tentáculo ha quedado adherido en la herida, debemos proceder a retirarlo usando unas pinzas o unos guantes para evitar una nueva picadura. Llevar en el bolso de la playa un botiquín de emergencia con pinzas y suero es una muy buena idea.

Y, por supuesto, tendremos que acudir a un puesto de socorro lo antes posible para que puedan evaluar el estado de la piel y, en caso necesario, administrarnos antihistamínicos.

Si estáis en la playa y hay aviso de medusas, bañaos con mucha precaución y permaneced atentos. ¡Que una picadura no os arruine las vacaciones!

Imagen | iStock
En Vitónica | Protégete en la playa: cómo elegir y aplicar el protector solar
En Vitónica | ¿Cuál es la forma más sana de comer en un chiringuito?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos