Compartir
Publicidad

Recuperación más rápida para las lesiones deportivas

Recuperación más rápida para las lesiones deportivas
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Dependiendo de la lesión, existen casos en que los deportistas no pueden entrenar por unos pocos días o, en circunstancias más severas, su capacidad física y sus competencias se ven invalidadas por largos meses.

Hoy en día se disponen de muchas tecnologías y nuevas terapias que permiten una pronta y eficaz recuperación de los deportistas ante las lesiones deportivas, entre ellas, la artroscopía.

La artroscopía fue desarrollada inicialmente por el doctor Watanabe en Japón, es un tipo de endoscopía que permite visualizar la anatomía interna de una articulación mediante el uso de un artroscopio, un instrumento óptico de sólo 4.5 mm.

Mediante la artroscopía se pueden realizar diagnósticos y procedimientos quirúrgicos poco invasivos y sencillos. Desde un monitor se visualiza en forma ampliada el campo quirúrgico intrarticular y se pueden ejecutar hasta las más complejas reconstrucciones.

Esta técnica permite reemplazar las cirugías abiertas por un procedimiento que ocasiona un mínimo daño al introducir el artroscopio, por eso, el riesgo de infección es menor, la intervención dura menos tiempo, el paciente obtiene un resultado más natural, por ejemplo, si se realiza un reemplazo de hombro, y la recuperación es más rápida.

También, la artroscopía permite realizar diagnósticos diferenciales, es decir, una rodilla puede doler por múltiples razones, y mediante el artroscopio, el diagnóstico es más fácil y el tratamiento que se aplica es apto y específico para dicha lesión favoreciendo así, la recuperación.

Pero no sólo ha contribuido la artroscopía con la realización de diagnósticos y tratamientos más precisos, sino que los avances en técnicas de imágenes han hecho un gran aporte.

La resonancia magnética nuclear con contraste permite hacer más evidentes las lesiones y por lo tanto, posibilita la aplicación precoz de un tratamiento.

Según los especialistas, jugadores de rugby que antes debían esperar un mes y medio antes de volver a competir tras una operación, ahora pueden reintegrarse después de 17 días, aproximadamente.

A pesar de que cada lesión es distinta y por lo tanto su severidad también varía junto al tiempo de recuperación, esta vez, los avances tecnológicos se han puesto del lado de los deportistas al permitirles recuperarse más rápido, someterse a una cirugía con menos dolor y con mayor precisión, y además, las técnicas innovadoras suelen ser más eficaces.

Esperemos que de la mano de los profesionales de la salud, las nuevas tecnologías sepan aprovecharse y se apliquen de forma adecuada, sin perder de vista el tratamiento oportuno del paciente. Aclaro esto, porque muchas veces por resolver situaciones a mayor velocidad, sobre todo en el caso de grande figuras del deporte, las lesiones pueden reincidir y causar un daño mayor.

Vía | La Nación En Vitónica | Lesiones deportivas: ¿Hasta cuando duelen?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos