Publicidad

Ya no comemos como antes, ¡y menos mal!: Gemma del Caño destapa los bulos sobre la seguridad alimentaria y la nutrición saludable

Ya no comemos como antes, ¡y menos mal!: Gemma del Caño destapa los bulos sobre la seguridad alimentaria y la nutrición saludable
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

¿Es más segura y saludable el agua embotellada que el agua del grifo? ¿La carne que llega a nuestra mesa tiene antibióticos? ¿Es seguro comer un yogur después de la fecha estampada en su tapa? Estas y otras cuestiones y preguntas que nos realizamos en el día a día son las que Gemma del Caño deja claras en su nuevo libro: Ya no comemos como antes, ¡y menos mal!, en el que hace un repaso sobre la historia de la alimentación y de la seguridad alimentaria.

A la hora de hacer la compra, tanto en el mercado como en el supermercado, los consumidores buscamos dos cosas importantes: que los alimentos sean seguros y que sean saludables. Estos son dos conceptos que no deben confundirse: los alimentos que tenemos a nuestro alcance tienen su seguridad garantizada, y de esto se ocupa una gran industria que vela por ello, la de la seguridad alimentaria. Sin embargo, que un alimentos sea seguro no tiene por qué significar que sea sano o saludable.

Gemma del Caño, farmacéutica especializada en I+D e Industria, y máster en Innovación, biotecnología, seguridad y calidad forma parte de esta industria de la seguridad alimentaria: la que nos asegura que todo lo que llega a nuestro plato sea seguro para nuestro organismo. La industria que, como podemos ver, no siempre es "el mal personificado", nos da esa parte hecha: en nuestra mano queda la parte de elegir alimentos saludables y cocinarlos de forma adecuada.

Ya no comemos como antes, ¡y menos mal!: Cambia los bulos por evidencias (Divulgación)

Ya no comemos como antes, ¡y menos mal!: Cambia los bulos por evidencias (Divulgación)

Los bulos de la nutrición y de la seguridad alimentaria, desmontados desde dentro

ya-no-comemos-como-antes-y-menos-mal-gemma-del-cano

De forma sencilla, y con ese estilo directo y cercano que la caracteriza (seguro que lo reconocéis si seguís a esta profesional en twitter), Gemma da un breve repaso a la historia de la alimentación que sirve de introducción en cada capítulo para aclarar los numerosos bulos que solemos encontrar sobre seguridad alimentaria y sobre nutrición saludable.

A través de los cinco capítulos del libro descubrimos cómo la seguridad alimentaria está presente en nuestro día a día y qué podemos hacer nosotros para realizar elecciones saludables y basadas en la ciencia.

El primer capítulo, dedicado a las frutas, nos explica cómo la industria copia a la naturaleza aplicando ceras comestibles (y seguras, claro) para que esta se mantenga más tiempo en perfecto estado. Además, Gemma nos explica por qué no debemos creernos las propiedades casi mágicas que se le atribuyen a algunas frutas como el limón.

El segundo capítulo está dedicado al consumo de carne, pescado y otras fuentes de proteínas animales. ¿Cómo tenemos que cocinar y conservar el pescado para asegurarnos de que nos deshacemos del anisakis? ¿Es segura (y saludable) una dieta vegana o vegetariana?

El invitado de honor en el tercer capítulo es el gluten: las diferencias entre celiaquía y sensibilidad al gluten, qué dice la nueva ley del pan o cómo elegir el pan más adecuado para nuestro consumo son los temas bajo el punto de mira.

En el cuarto capítulo se desgrana el avance de la ciencia en cuanto a seguridad alimentaria, y podemos ver cómo cualquier tiempo pasado no siempre fue mejor. La disponibilidad de agua corriente y segura en nuestras propias casas, la higiene en la cocina, el uso de elementos químicos (y, una vez más, seguros) para ayudarnos a conservar alimentos para tenerlos siempre disponibles o la diferencia entre la fecha de caducidad y de consumo preferente se abordan en esta parte del libro.

Para terminar, en el último capítulo se realiza un pequeño repaso al mundo de las dietas y a los mitos que las llevan acompañando desde hace años: la "ley" de las cinco comidas al día, si tiene sentido separar hidratos de proteínas para perder peso o cuánto hay de científico en la dieta paleo son cuestiones que quedan resueltas.

Se trata de un libro muy ameno y sencillo de leer, con una gran cantidad de información de primera mano para que conozcamos un poco mejor la industria alimentaria y cómo podemos comer de forma más segura y saludable.

Ya no comemos como antes, ¡y menos mal!: Cambia los bulos por evidencias (Divulgación)

Ya no comemos como antes, ¡y menos mal!: Cambia los bulos por evidencias (Divulgación)

Imágenes | Paidós, iStock

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios