Compartir
Publicidad

Sensibilidad al gluten no celíaca: similitudes y diferencias con la celiaquía

Sensibilidad al gluten no celíaca: similitudes y diferencias con la celiaquía
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Muchas son las personas que manifiestan padecer hinchazón, diarrea u otros síntomas gastrointestinales tras la ingesta de alimentos con trigo, avena u otros cereales pero no se les ha diagnosticado ningún tipo de alergia o intolerancia. Si a ti te sucede lo mismo y te sienta mal el gluten pero no eres alérgico, te contamos de qué se trata la sensibilidad al gluten no celíaca.

Sensibilidad al gluten no celíaca, una entidad controvertida

Cada vez son más las personas que retiran de su dieta el gluten sin ser celíacos, sufrir una alergia al trigo o una intolerancia a cereales con gluten, sin embargo, manifiestan que la exclusión del trigo, la avena, la cebada y el centeno y los alimentos que los contienen reduce síntomas intestinales y malestares digestivos, siendo así la respuesta autoinformada la base en la cual se define este síndrome de sensibilidad al gluten no celíaca, según señalan científicos italianos.

Es decir, no hay una prueba diagnóstica que nos pueda indicar con total certeza si se padece o no una sensibilidad al gluten no celíaca, pues ésta condición comparte síntomas con la intolerancia al gluten, la alergia al trigo y el síndrome de intestino irritable pero presenta vellosidades normales en el intestino ante la biopsia, así como serología negativa, según explican en la revista BMJ.

Las pruebas diagnósticas descartan la presencia de enfermedad celíaca y alergia al trigo pero los síntomas parecen insistir en que el gluten es la causa de los mismos semejantes a quienes padecen celiaquía. Así, se confirma la presencia de una sensibilidad al gluten cuando al excluir este componente de la dieta los síntomas mejoran notablemente.

La sensibilidad al gluten no celíaca presenta similares síntomas a la enfermedad celíaca pero esta patología es descartada en las pruebas diagnósticas. Sin embargo, la solución a los síntomas es llevar una dieta sin gluten

Por esta razón, aun no se puede describir con claridad el diagnóstico, la epidemiología, el pronóstico o el abordaje terapéutico de la sensibilidad al gluten no celíaca y ello lo vuelve una entidad controvertida y confusa, tal como se indica en una investigación publicada en la revista Gastroenterology and Hepatology.

De todas formas, lo importante aquí es saber que puede existir una sensibilidad al gluten que ocasiona síntomas similares a la enfermedad celíaca o la alergia al trigo pero que no se muestran como tales patologías, o al menos no en sus formas clásicas, por lo tanto, la dieta sin gluten es la solución a dicha sensibilidad y reduce considerablemente los síntomas de forma similar a la dieta FODMAP, según indican científicos australianos.

Si te sienta mal el gluten pero no sufres de alergias e intolerancias, puedes tener una sensibilidad al gluten no celíaca y su mejor solución es llevar adelante una dieta sin trigo, avena, cebada y centeno o alimentos que contengan estos ingredientes.

Bibiliografía consultada | Curr Gastroenterol Rep (2016) 18: 63, doi:10.1007/s11894-016-0536-7;BMJ 2012; 345 doi: https://doi.org/10.1136/bmj.e7982; Journal of Gastroenterology and Hepatology, Volume 32, Issue Supplement S1, March 2017, Pages 86–89; Gastroenterology, Volume 145, Issue 2, August 2013, Pages 320–328.e3.
Imagen | iStock

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos