Compartir
Publicidad

Mantenerse en forma en casa

Mantenerse en forma en casa
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Un lector nos ha planteado una cuestión que suele ser frecuente: no tengo tiempo, no hay gimnasios ni piscinas cerca de mi casa, ¿qué puedo hacer para ponerme en forma en casa? ¿qué aparato es el más adecuado para hacer algo?

De entrada decir que para mantenerse en forma una base aeróbica es muy importante, es decir, un trabajo de larga duración pero de poca-media intensidad: correr, ir en bici, nadar, andar rápido... Si andamos escasos de tiempo descartamos la bici, si no hay piscina cerca descartamos nadar, pero nos queda la actividad física más primitiva y utilizada: correr.

Se pueden conseguir tapices rodantes para correr en casa a un precio relativamente razonable, aunque siempre es recomendable hacerlo fuera, siempre hay un sendero, un camino o vía donde podamos echar a correr y hacer trabajar a nuestro corazón.

La máquina de remo tampoco es mala elección, sobre todo teniendo en cuenta que ponen en marcha a todos los grandes grupos musculares, por lo que quemas muchas calorías en poco tiempo y tonificas a la vez.

Las bicicletas estáticas cada vez vienen más equipadas y cuentan con sistemás básicos de control de la intensidad que nos garantizan que hacemos el ejercicio de forma adecuada. Inconveniente: la monotonía de este tipo de máquinas y el espacio que ocupan. Ventajas: podemos ver la tele o hacer actividades similares mientras y así distraer la atención mientras nos ejercitamos.

Al igual que el componente aeróbico, la tonificación muscular es igualmente importante para mantener una forma física básica. Aqui contamos con múltiples opciones: máquinas, mancuernas, barras, gomas, autocargas...

La opción de comprar una máquina que agrupe diferentes ejercicios no es mala idea, pero hay que tener en cuenta que nos está limitando a unos pocos movimientos y por tanto a un trabajo muscular algo rutinario y al que nuestro cuerpo se acostumbrará rápidamente y acabará aburriendo, por no decir el espacio que ocupa una de estas máquinas en casa.

Las mancuernas son de las mejores opciones que en mi opinión hay para tonificar en casa. Ocupan poco espacio, puedes adaptar el peso fácilmente y hay gran variedad de ejercicios para cada grupo muscular: de fáciles a difíciles y de globales a más específicos. Igual sucede con la barra y los respectivos discos de peso, aunque quizá esta opción sea algo más aparatosa y complicada.

Las gomas o bandas elásticas también nos proporcionan una adecuada oposición para tonificar los músculos, aunque este recurso es más adecuado para trabajar de manera específica músculo a músculo, ya que no se podrá implicar a grandes grupos musculares simultáneamente.

Otra opción son las autocargas, es decir, el uso del propio peso para trabajar la fuerza muscular: las flexiones, abdominales y sentadillas con el propio peso son un ejemplo de ello, donde se tonifican grandes grupos musculares sin elemento alguno que el peso corporal. Luego es cuestión de imaginación el trabajar más grupos musculares con el propio cuerpo, por ejemplo, flexo-extensiones de brazos para trabajar triceps ayudándonos de una silla.

Para aumentar el número de actividades que podemos realizar en casa podemos también añadir el saltar a la comba o subir y bajar las escaleras del piso o la casa. Todo está en la imaginación, actividad física hay en todas parte y a todas horas, sólo hay que saber sacarle partido.

En definitiva, hay que escoger la opción que más motivante nos sea y con la que nos vayamos a encontrar más cómodos, aunque siempre se puede ir cambiando de unas a otras para añadir variabilidad y evitar monotonía. La clave está en ser constantes y empezar desde hoy mismo.

En Vitónica | Mancuernas Vs. Máquinas ¿qué es mejor en musculación? En Vitónica | Consejos para la máquina de remo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio