Publicidad

Saltar a la cuerda como un boxeador: las claves para conseguirlo
Máquinas cardiovascular

Saltar a la cuerda como un boxeador: las claves para conseguirlo

Publicidad

Publicidad

Saltar a la comba es un ejercicio que muchos de nosotros no hemos hecho nunca. De hecho, siempre que destacamos esta actividad, nos vienen a la mente los boxeadores, y es que ellos son unos expertos en esto de saltar a la comba. No olvidemos que es un deporte muy completo, y por ello en este post queremos ayudaros a aprender cómo saltar como un boxeador.

Como en toda actividad, el salto a la comba tiene una técnica que nos ayudará a conseguir hacer esta actividad de la mejor manera posible. Nosotros lo que queremos es ayudaros a conseguir una técnica depurada para conseguir así los mejores resultados posibles y poder desarrollar esta actividad el mayor tiempo posible.

Saltar a la comba es un deporte muy completo que requiere de una técnica que debemos conocer
Chichi Onyekanne Mry3cx8kl0w Unsplash

Antes de ponernos manos a la obra, lo mejor que podemos hacer es detenernos un poco en algunos de los beneficios que nos ofrecerá saltar a la comba a la hora de entrenar:

  • Es un trabajo aeróbico potente, ya que pone a trabajar todo nuestro cuerpo. De este modo, lo que conseguiremos será activar todas las partes del cuerpo, y de este modo lo que haremos será acelerar enormemente el metabolismo, y con ello hacer que desarrollemos un mayor consumo de calorías.
  • El trabajo muscular también es destacable, ya que al saltar debemos activar  todos los músculos de las piernas, la zona media del tronco y en menor medida los brazos, que intervendrán en el movimiento de la soga. 
  • La sincronización que debemos llevar a cabo a la hora de saltar es algo      importante a tener en cuenta, y es que de este modo conseguiremos un mayor  control sobre nuestro cuerpo y las distintas partes.

Es cierto que saltar a la comba nos ofrecerá muchos más beneficios, pero nosotros en esta ocasión solo queríamos hacer un repaso general, ya que en lo que sí nos vamos a detener es en cómo perfeccionar la técnica y saltar a la comba de manera totalmente segura y productiva. Por ello es importante que tengamos en cuenta algunos puntos para poder desarrollar la actividad de la mejor manera posible.

Hacernos con la comba adecuada, un punto importante y necesario para saltar bien a la comba

Stoica Ionela Mpjpzmefohi Unsplash

En primer lugar debemos tener muy presente que para saltar a la comba es necesario tener una comba. Elegir de manera correcta la comba y sus dimensiones es una tarea fundamental para conseguir que nuestro desempeño de la actividad sea la adecuada. Por ello es importante que nos detengamos en algunos aspectos acerca de la comba.

La comba debe estar prácticamente personalizada para cada uno de nosotros, ya que es importante que se adapte a nuestra altura. Para ello lo que haremos será pisar con ambos pies la comba a la mitad. De este modo las empuñaduras de la comba deben quedar a la altura de nuestras caderas, o incluso un poco más arriba de éstas.

Cada comba será diferente, ya que debemos adaptar sus dimensiones a nuestra estatura, para así poder saltar a la comba de manera adecuada

La mayoría de las combas que encontramos en el mercado tienen en las empuñaduras un regulador para quitar longitud a la soga. Es ahí donde debemos regularla, nunca debemos hacer un nudo en la soga. Si hiciésemos esto, correríamos el riesgo de que la actividad no se desarrolle de la manera que debiera.

El material de la comba es importante. En el mercado existen diferentes tipos. Una de las mejores son las cuerdas de metal recubiertas de PVC. Estas son las mejores para empezar, ya que son las más rápidas, lo único que si nos golpeamos con ellas, nos harán más daño. Otra alternativa son las sogas de plástico, que están pensadas para expertos en la materia.

Calentar las articulaciones antes de saltar, necesario para desarrollar mejor la actividad

Una vez que tengamos la soga elegida, lo importante es que calentemos. Saltar a la comba requiere un gran trabajo articular, ya que las vamos a movilizar todas a la vez. Por ello es importante que las calentemos mediante ejercicios sencillos, que permitan que poco a poco, las articulaciones entren en calor.

Calentar las articulaciones antes de saltar a la comba  es fundamental. Además, es necesario colocarnos bien a la hora de saltar

A pesar de esto, es importante que a la hora de saltar, tratemos de bloquear al máximo algunas articulaciones, es decir, reducir su rango de movimientos. De este modo conseguiremos aguantar mucho más, y evitar así agotarnos antes y correr el riesgo de hacernos daño sin apenas darnos cuenta.

Controlar el movimiento de los brazos y evitar movimientos exagerados y no controlados

En segundo lugar, es necesario que controlemos a la perfección el movimiento de los brazos. No debemos moverlos como si hubiera un mañana. Mover mucho los brazos hace que nos cansemos antes y que el desempeño de la actividad sea mucho menos productivo. Por ello es necesario que controlemos esto a la perfección.

Las muñecas son las que deben moverse, pues la comba la tendremos agarrada por la manos y las muñecas serán, mediante su movimiento, las que pongan a funcionar la comba. Ese movimiento concentrado en las muñecas, se extenderá a los codos, pero siempre controlando que el movimiento sea rápido y no demasiado acentuado, para así cansarnos menos y aguantar más.

El movimiento de brazos será controlado y sobre todo estará centrado en las muñecas. Los brazos apenas se moverán para que así aguantemos más

Los brazos los colocaremos casi paralelos al cuerpo. Los codos estarán a unos noventa grados del tronco. Los antebrazos los colocaremos hacia afuera y a partir de ahí, realizaremos el movimiento descrito antes de muñecas y codos, para poder desarrollar la actividad que nos interesa.

La postura de la espalda y del core será fundamental para saltar bien a la comba

uhjhj

Una vez colocados de este modo, entrará en juego la postura. Es importante que nos mantengamos erguidos todo el tiempo que estemos saltando. Para ello el core será un punto importante. La pared abdominal se mantendrá contraída durante todo el ejercicio para así mantener la espalda recta y no doblarnos hacia adelante.

Al saltar, la espalda deberá estar recta en todo momento. Para conseguirlo, la acción del core será necesaria 

Todo el movimiento debemos trasladarlo a las piernas, que serán las que nos servirán para saltar. Junto a esta zona, la parte de la clavícula y los hombros será la que aguante gran parte de la tensión. Por eso nos servirá mucho concentrarnos en esta zona y sobre todo trabajar la parte de las escápulas con ejercicios dorsales, ya que de este modo lograremos ser más efectivos a la hora de saltar a la comba.

La colocación de las piernas y los pies será fundamental a la hora de saltar a la comba

Dylan Nolte Itdjgji 6y Unsplash

Las piernas son otra de las partes en la que nos debemos detener. Para colocarlas adecuadamente debemos ponerlas rectas y solo moverlas hacia arriba al saltar. El salto debe ser corto. Simplemente servirá con que pase la comba por debajo de los pies. Por ello no es necesario dar saltos demasiado altos, y así aguantaremos mucho más tiempo desarrollando la actividad.

No solo sirve con esto, sino que además debemos ser conscientes de cómo debemos colocar algunas partes de las piernas, como los pies, para evitar cargar algunas partes del cuerpo con los saltos, como sucede con la espalda, concretamente la parte lumbar. Por ello los pies debemos colocarlos de manera que al caer y elevarnos, sea con las puntas de los mismos.

Las piernas deben permanecer rectas y los pies cargarán toda la tensión del ejercicio sobre las puntas

Saltar de puntillas en vez de hacerlo con los pies totalmente planos o con los talones, nos ayudará a conseguir propulsarnos mucho mejor con menos esfuerzo. Además, de este modo, evitaremos sobrecargar la parte lumbar de la espalda, ya que serán las rodillas, las caderas, y los músculos de las piernas, los que aguantarán la tensión del ejercicio.

La concentración y la coordinación, nos ayudarán a controlar mejor el cuerpo

sdssd

No olvidemos la concentración y la coordinación. Como ya hemos comentado antes, saltar a la comba requiere de muchas acciones al mismo tiempo. Por este motivo es necesario que seamos conscientes de cada uno de los movimientos que vamos a llevar a cabo. Por ello es necesario que seamos conscientes de ello.

Saber controlar cada uno de los movimientos que vamos a llevar a cabo  es fundamental a la hora de saltar a la comba. Por ello esta actividad, además de trabajar nuestro cuerpo, trabajará otros aspectos como la coordinación y el control total de todas y cada una de las partes de nuestro cuerpo.

Saltar a la comba nos ayudará a controlar mejor el cuerpo y conseguir una coordinación más completa

Una vez sepamos esto, es necesario que al saltar a la comba, controlemos en todo momento la respiración, para de este modo poder desempeñar mucho mejor la actividad que nos interesa. Una respiración controlada, al igual que unos movimientos adecuados, nos ayudarán a realizar una buena actividad y lograr que aguantemos mucho más tiempo saltando a la comba.

Al principio nos costará mucho más realizar esta actividad, y posiblemente aguantemos pocos minutos, pero poco a poco iremos mejorando la técnica y conseguiremos mucha más resistencia. Lo ideal es realizar este salto entorno a los diez minutos, ya que el resultado del mismo será espectacular y nos servirá como complemento al resto de los entrenamientos.

Imágenes | Unsplash

Video 1 | Youtube/ Allan García Fitness

Video 2 | Youtube/ Deportivo Duato TV

En Vitónica |  Tres ejercicios de cardio que puedes hacer sin moverte del sitio

En Vitónica |  50 ejercicios que puedes realizar saltando a la comba

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir