Abdominales infraumbilicales en banco inclinado

7 comentarios
HOY SE HABLA DE

Los abdominales suelen ser el talón de Aquiles de la mayoría de los que practicamos deporte y queremos conseguir un cuerpo perfectamente tonificado. Concretamente una de las partes de la pared abdominal que más nos cuesta entrenar es la inferior, ya que la mayoría de las veces la tensión se difumina a otras partes de las piernas que entran en juego. Para ello vamos a ver un ejercicio que nos ayudará a trabajar esta zona.

Incidir correctamente en esta parte de los abdominales es complicado, y por ello es necesario que concentremos al máximo en esta parte del cuerpo. Para lograrlo queremos mostrar un ejercicio sencillo, los abdominales infraumbilicales que nos ayudarán a incidir directamente en esta parte y así lograr un tono perfecto en esta zona.

Ejecución de los abdominales infraumbilicales

Para la realización de este ejercicio simplemente necesitaremos un banco abdominal convencional inclinado que utilizaremos al revés, es decir, nos vamos a colocar con los brazos agarrados a la parte donde deberían ir las piernas colocaremos los brazos, ya que servirá para agarrarnos, mientras que el resto del cuerpo lo reposaremos sobre el banco abdominal.

En esta postura de inicio lo que haremos será apoyar toda la espalda y velar porque a lo largo de todo el ejercicio permanezca en esta posición. La parte involucrada en el movimiento y en la que debemos centrar nuestra atención es la zona inferior de la pared abdominal, pues será la que trabajaremos y la que tiene que intervenir directamente en el movimiento.

La realización del ejercicio será sencilla. Con la postura antes descrita, lo que haremos será elevar lar piernas ligeramente dobladas por las rodillas, como si fuésemos a tocar el pecho, a la vez que las elevamos hacia arriba. Es importante que notemos en todo el ejercicio la tensión de la pared abdominal, concretamente de la parte trabajada. Existirán diferentes grados de elevación de las piernas en función de la fuerza que tengamos. No debemos desesperar, pues poco a poco ganaremos fuerza y subiremos más.

Un consejo para mejorar la realización del ejercicio es recomendable no bajar muy abajo con las piernas. Para que nos hagamos una idea, debemos trazar un ángulo de noventa grados en las caderas con la espalda y fijar éste como tope a la hora de bajar las piernas. Nunca las rodillas deben bajar más. Esto es debido a que si bajamos demasiado las piernas haremos que entren en acción los psoas y se difumine la tensión que debería concentrarse en la parte inferior del abdomen.

Video | Youtube/Treino em FOCO Ab

Temas
Comentarios cerrados
Inicio