Compartir
Publicidad
Publicidad

Consejos para hacer bien los ejercicios suspendidos

Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Muchos ejercicios de los que realizamos en el gimnasio no pasan por utilizar mancuernas ni una máquina fija que nos permita realizar un ejercicio controlado y guiado en todo momento. Seguro que la mayoría de nosotros ha realizado en alguna ocasión ejercicios en los que nos debemos suspender para su realización, como por ejemplo algunos tipos de aperturas, ejercicios de tríceps, de bíceps... En estos momentos debemos tener un cuidado especial, ya que el equilibrio debe ser de acero frente a la falta de estabilidad de la postura. Para evitar males mayores vamos a dar algunos consejos para realizar este tipo de movimientos.

Ante todo es importante que tengamos en cuenta que al llevar a cabo este tipo de ejercicios en la mayoría de los casos nos alejamos de la línea natural que sigue el cuerpo en sus movimientos habituales. Por este motivo es importante que contemplemos los ejercicios suspendidos como una práctica un tanto arriesgada. No se trata de ejercicios aptos para principiantes, pues es necesario un cierto control de la técnica y de las partes del cuerpo implicadas en los mismos.

En primer lugar es bueno que siempre que realicemos este tipo de ejercicios busquemos un punto de anclaje que nos permita mantenernos firmes y evitar giros que pueden derivar en una lesión. Casi siempre el punto de anclaje más fiable son los pies con los que buscaremos un punto de equilibrio para así mantener una correcta postura a lo largo de todo el ejercicio. Junto a esto podemos recurrir a utilizar las manos, que nos servirán de apoyo a la hora de realizar el ejercicio con una sola mano. Mientras una está agarrada la otra llevará a cabo el movimiento predeterminado.

Las carga son importantes, y es que es necesario que cuidemos al máximo este punto, ya que la postura que nos obliga a adoptar este tipo de ejercicio no nos permitirá realizar las diferentes series con demasiado peso, ya que un exceso de carga nos obligará a adoptar posturas complicadas que a la larga nos pasarán factura, además de no apoyarnos en el músculo trabajado, ya que lo que se busca con este tipo de ejercicios es aislar al máximo un determinado músculo. Por ello es necesario utilizar cargar lo suficientemente altas que nos permitan realizar la actividad incidiendo en la parte trabajada, pero sin obligarnos a apoyarnos con otros músculos del cuerpo.

A pesar de todo es importante que sepamos lo beneficioso de este tipo de ejercicios, ya que es una forma diferente de trabajar los grupos musculares del cuerpo. Eso sí, nunca debemos bajar la guardia ni confiarnos a la hora de realizarlos, pues es sumamente importante que los hagamos casi perfectos. Si no es así, es mejor seguir con rutinas convencionales y dejar de lado los ejercicios en los que nos suspendemos.

Video | Youtube/ peresanta

En Vitonica | Diferentes ejercicios de piernas con el cuerpo suspendido En Vitonica | Riesgos de hacer abdominales suspendidos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos