Compartir
Publicidad
Publicidad

Dejar de entrenar no es la mejor manera de mantener la musculatura conseguida

Dejar de entrenar no es la mejor manera de mantener la musculatura conseguida
Guardar
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Muchos de nosotros llevamos años entrenando nuestro cuerpo y poco a poco a fuerza de disciplina y esfuerzo hemos conseguido el físico que andábamos buscando. Muchas personas que lo han logrado dejan de seguir entrenando y comienzan una vida diferente. Esta conducta no es la más recomendable en ningún caso, y por ello en Vitónica vamos a dar otras opciones para aquellos que ya han logrado sus objetivos en el gimnasio y simplemente quieren mantenerse como están.

Mantener la forma física no significa en ningún caso dejar de hacer deporte. Es necesario que tengamos en cuenta que el cuerpo se adapta siempre a las circunstancias del entorno. Como se ha desarrollado y mejorado con el deporte, puede llegar a atrofiarse sin practicarlo, por ello dejar de practicar ejercicio no es la solución. Simplemente, después de un periodo de musculación en el que los esfuerzos han sido grandes para lograr nuestras metas, lo que se puede hacer es diminuir la intensidad si solo queremos mantener.

Para conservar la musculatura es importante que mantengamos los músculos tonificados, y para ello lo que debemos hacer es estimularlos con ejercicios que mantengan activas sus fibras y se conserve así el tono que hemos logrado. Es recomendable la realización de rutinas de entrenamiento divididas por grupos musculares con ejercicios de menor intensidad, aunque también es muy aconsejable el trabajo con circuitos en los que toquemos todos los grupos musculares o la realización de clases colectivas de tonificación como el body pump o el GAP. Lo mismo sucederá con el tiempo dedicado a entrenar, debe ser menor, pues la intensidad de los ejercicios ya no va a ser la misma.

El ejercicio aeróbico debe estar presente también, ya que así evitaremos la acumulación de grasa en determinadas partes del cuerpo que nos acabarán tapando los músculos que hemos conseguido, ya que al diminuir la intensidad de los entrenamientos aumenta la acumulación de calorías, pues disminuye la quema de las mismas por parte del organismo. Por ello el ejercicio aeróbico constituye una buena manera de poner freno a este fenómeno. Ni que decir tiene que es importante cuidar la dieta, aunque ya no la enfoquemos tanto en el aumento de masa muscular, y sí en el mantenimiento de la misma, nutriendo las fibras musculares con los nutrientes que necesitan como los aminoácidos, los minerales y las cantidades de líquidos para mantener su elasticidad y vigor.

Imagen | Justin Liew

En Vitonica | Pistachos, un potenciador muscular En Vitonica | El tabaquismo puede destruir tus músculos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos