Compartir
Publicidad
Publicidad

Elegir el lugar idóneo para hacer abdominales (I): Ejercicios en suelo

Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Siempre andamos con los abdominales a vueltas y buscando el ejercicio idóneo para mejorar la tonificación de esta parte de nuestro cuerpo. Es cierto que siempre estamos pendientes de esto, pero en la mayoría de ocasiones dejamos de lado el medio en el que los realizamos y la superficie, y es igual de importante.

El lugar en el que desarrollemos los abdominales determinará en gran medida la efectividad de los mismos, y es que es un punto que no debemos pasar por alto. Antes de nada tenemos que tener claro cómo los vamos a realizar, ya que el entorno determinará los ejercicios a seguir. Un sitio idóneo y que mucha gente prefiere para el trabajo abdominal es el suelo.

A la hora de trabajar en el suelo colocaremos una colchoneta de uno o dos centímetros de grosor que nos proteja frente a los golpes que la espalda pueda sufrir al chocar contra la superficie que concretamente es la que diferencia a los ejercicios de abdominales que se realizan de esta manera a los que se hacen en máquina o en bancos elevados.

Debemos tener en cuenta que el suelo nos va a ofrecer más estabilidad evitando que perdamos el equilibrio a la hora de trabajar los abdominales. De esta manera la concentración en la zona abdominal será máxima evitando mantener el equilibrio o forzar posturas que a la larga lo único que consiguen es que desplacemos la concentración a otras partes del cuerpo que entran en escena y que nada tienen que ver con los abdominales.

Otra ventaja de realizar los abdominales en el suelo es que la columna permanece recta a la hora de ejecutar las diferentes rutinas. De hecho casi todos lo ejercicios que realizamos en este medio se desarrollan manteniendo la espalda pegada al suelo, ya que están pensados para descansar esta parte del cuerpo que en ningún caso tiene que intervenir en el trabajo abdominal.

El trabajo en suelo nos va a permitir concentrar más la zona abdominal, ya que al estar totalmente tumbados la resistencia que tenemos que vencer con el abdomen para elevarnos es mayor que si permanecemos recostados sobre los brazos o colocados en una máquina. Por este motivo en la mayoría de ejercicios que realizamos en este medio solemos concentrar al máximo en cada repetición, y es que la intensidad es muy elevada.

Pero no todo son ventajas, y es que el trabajo abdominal en suelo puede tener algunos puntos en contra, pues al estar echados sobre un medio rígido e inmóvil no tenemos apenas variedad a la hora de elegir los diferentes ejercicios, casi todos se formulan de la misma manera, lo único que los diferencia es el recorrido y la colocación de las piernas y brazos que harán que incidamos más sobre una parte u otra del abdomen.

Es importante que tengamos todos estos puntos en cuenta a la hora de decantarnos por este medio para trabajar los abdominales. Desde luego que combinar el entrenamiento abdominal en un medio diferente cada vez nos ayudará a enriquecer los ejercicios y dotar a nuestras rutinas de variedad que acabará beneficiando a nuestros músculos y a su desarrollo.

En Vitonica | Abdominales; ¿en suelo o en máquina? En Vitonica | ¿Es importante el orden de entrenamiento en los abdominales? En Vitonica | Algunos trucos para aumentar la intensidad de los ejercicios abdominales En Vitonica | Abdominales hipopresivos... la solución?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos