Compartir
Publicidad
Publicidad

Entrenamiento ascendente para trabajar al máximo nuestros músculos

Entrenamiento ascendente para trabajar al máximo nuestros músculos
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En la búsqueda del cuerpo perfecto muchas son las variantes que podemos seguir a la hora de entrenar nuestros músculos. Existen infinidad de rutinas para ejercitarnos y muchas de ellas nos ayudan a aumentar la masa muscular de forma más rápida que otras.

La manera que tenemos de entrenar va a determinar en gran medida los resultados del ejercicio, y es que tenemos que saber estimular a los músculos adecuadamente para que crezcan fácilmente. Por este motivo desde Vitónica vamos a dar una opción diferente a las rutinas convencionales, se trata de los ejercicios mediante series ascendentes de ejercicios. Esta técnica es lo contrario a lo que se realiza habitualmente en los gimnasios que suelen ser series descendientes.

El entrenamiento mediante series ascendentes se realizará de forma totalmente opuesta a lo que hacemos habitualmente, y es que lo que buscaremos con esta forma de trabajo es la estimulación rápida y directa del músculo llevándolo a su máximo exponente de fuerza. Esta manera de entrenar sacará toda la energía que llevamos dentro como si de una explosión se tratara.

Las rutinas que habitualmente nos enseñan para muscular consisten en ejercicios divididos en cuatro o tres series descendentes, es decir, comenzamos con menos peso y más repeticiones y vamos bajando el número de repeticiones a la vez que aumentamos el peso. Esta es una forma de llevar al músculo al límite mediante el desgaste, ya que no responderá igual al final como al comienzo del ejercicio.

En cambio el entrenamiento mediante las series ascendentes es totalmente opuesto al que estamos acostumbrados a realizar. Lo que buscamos con este entrenamiento es sacar el máximo rendimiento del músculo, que desde luego nos lo va a ofrecer al principio del ejercicio. Por eso empezaremos con el máximo peso que aguantemos y realizaremos las repeticiones que podamos con esa carga. Partiendo de este punto seguiremos disminuyendo el peso y aumentando las repeticiones en dos, es decir, si comenzamos con 8 repeticiones la siguiente serie será de 10, 12 y 14.

Es importante que disminuyamos el peso en cada una de ellas para conseguir realizar completas las series. Con esto lograremos aumentar la circulación sanguínea, pues comenzaremos a máxima intensidad y por lo tanto la demanda será mayor. Al tener más riego sanguíneo las fibras musculares se verán dotadas de más potencia y recibirán los nutrientes necesarios para crecer. Es decir, la estimulación será mayor.

Eso sí, este tipo de rutinas requiere un intenso calentamiento previo para que el músculo pueda responder a las primeras series que serán muy intensas, y no le vamos a dar tiempo a para acostumbrarse poco a poco al ejercicio mediante el aumento progresivo de intensidad, pues comenzamos al máximo para ir descendiendo poco a poco. Eso sí, es bueno alternar ambas formas de entrenamiento para mejorar los resultados.

Imagen | SXC

En Vitonica | Los principales puntos a seguir para un óptimo crecimiento muscular En Vitonica | Factores que pueden frenar el desarrollo muscular En Vitonica | Arginina, el aminoácido que interviene en el crecimiento muscular

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos