Compartir
Publicidad

Entrenamiento de fuerza en hombres y mujeres ¿deben ser diferentes?

Entrenamiento de fuerza en hombres y mujeres ¿deben ser diferentes?
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

¿Qué diferencias hay en un entrenamiento de fuerza en un hombre y una mujer? En un principio no tienen por que ser diferentes. Todo depende de lo que se quiera conseguir. La principal diferencia en el desarrollo de fuerza en ambos sexos es la testosterona, la hormona anabólica por excelencia que hará que crezca el músculo.

Las mujeres tienen menos testosterona que los hombres (hasta 10 veces menos), de ahí que aunque un entreno sea el mismo el hombre pueda desarrollar mayor masa muscular (excluyendo siempre el dopaje, por supuesto).

Normalmente las mujeres prefieren el uso de las clases colectivas para el desarrollo de fuerza (body pump por ejemplo), mientras que los hombres son más dados a entrenar en la sala de musculación. Esto condiciona el tipo de fuerza porque en las primeras se desarrolla la fuerza-resistencia mientras que en el segundo caso se entrena más la fuerza máxima o submáxima.

Cada vez más mujeres se unen a la sala de musculación, y esque la ganancia de fuerza no está reñida con la estética, no porque una mujer haga pesas se va a poner como un toro, ganará masa muscular, claro está, pero no hasta el punto de un hombre.

En el caso de seguir un programa de tonificación muscular tanto en hombres como en mujeres será el mismo, poco peso con muchas repeticiones. En el caso de querer ganar fuerza y aumentar la masa muscular los pesos serán submáximos con menos repeticiones.

Es el hecho de la testosterona por lo que las mujeres suelen coger menos peso que un hombre (salvando excepciones) en la sala de musculación, en el hombre la evolución será más rápida al ganar más masa muscular y consecuentemente podra avanzar más rápido.

Lo que sí está claro es que el entreno de la fuerza en ambos sexos va a dar muchos beneficios a nivel de prevención de lesiones, mejora postural y ganancia de calidad de movimiento. Las mujeres no deben dejarse llevar por el mito de que si entrenan con pesas se van a poner tan fuertes y grandes como un hombre.

Si estás pensando en empezar a entrenar la fuerza consulta con tu monitor del gym que seguro que te orientará bien y elige aquella actividad que consideres más motivante para ti, sin dejar que la sala de musculación o las clases colectivas te coarten por clichés sociales anticuados.

Vía | Parasaber

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos