Publicidad

Motivos por los que en la actualidad preferimos las máquinas a la hora de entrenar

Motivos por los que en la actualidad preferimos las máquinas a la hora de entrenar
26 comentarios

En los gimnasios encontramos diferentes opciones a la hora de hacer ejercicio, y es que son varias las alternativas a la hora de poner a tono nuestros músculos. Por un lado solemos optar por el entrenamiento con mancuernas que nos permitirá conseguir un buen desarrollo, pero por el otro realizaremos todos los ejercicios con máquinas. Esta segunda opción está muy defendida por una gran mayoría de los que acuden al gimnasio. Por ese motivo en esta ocasión vamos a ver cuáles son las causas por las que se defiende tanto el entrenamiento con máquinas.

La tendencia actual es a utilizar las máquinas en detrimento del uso de las mancuernas y los pesos libres a la hora de entrenar. Por ello cada vez son más las opciones que tenemos a nuestro alcance, y es quela industria del deporte no para de innovar y sacar nuevas máquinas que se centran más en los músculos y en el trabajo correcto de los mismos. No es que en Vitónica defendamos el trabajo en máquina frente a las mancuernas, sino que simplemente queremos ver los motivos por los que la gente se decanta más por el uso de éstas.

Las máquinas son las protagonistas de las salas de musculación debido a que cada vez son más las que existen en el mercado enfocadas cada una de ellas a un determinado grupo muscular y a una determinada intensidad. Esto es lo que convierte a las máquinas en una de las herramientas preferidas a la hora de tonificar nuestro cuerpo. La comodidad de saber que estamos trabajando un músculo determinado sin tener que pensar si lo estamos haciendo bien o mal como puede suceder con el peso libre.

Al trabajar con máquinas el recorrido del ejercicio está guiado por ellas mismas, ya que simplemente nos presentan una opción de movimiento que adaptamos a las necesidades de nuestro cuerpo, como la altura o las características del movimiento. Al ser todo el recorrido guiado lo que sucede es que a nosotros nos resulta mucho más sencillo ejecutar esa rutina, algo que nos encorseta más, pero que a la vez hace que la mayoría nos decantemos por las máquinas, ya que no corremos el riesgo de realizar movimientos en falso que puedan derivar en una lesión.

Lo mismo sucede con la elección de la carga, las máquinas nos permiten seleccionar unos rangos de peso que no son más fáciles de asimilar, ya que en el caso de los pesos libres a veces es imposible pasar de un peso a otro por el gran cambio o incremento de carga que supone para nuestro músculo. En este caso lo que podemos hacer con las máquinas es elevar pesos intermedios que nos ayudarán a mejorar el desarrollo muscular de manera progresiva y adecuada a nuestras posibilidades.

A todo esto hay que sumar la comodidad que representan las máquinas para los que acuden a entrenar al gimnasio, ya que es una de las maneras más rápidas a la hora de planificar las rutinas de entrenamiento, ya que los movimientos y los ejercicios quedarán establecidos por las máquinas y la cantidad de ellas que realicemos. A pesar de todo, trabajar con pesos libres es una de las mejores maneras de incidir en los músculos, pues aunque no sean tan cómodas como las máquinas, las mancuernas nos ayudarán a dar otra perspectiva al entrenamiento de nuestro cuerpo. Por ello una alternancia de ambas maneras de entrenar es lo ideal para estar entrenados de manera adecuada.

Imagen | DeSales University

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios