Compartir
Publicidad

Pasos a seguir para tener un vientre firme tras el embarazo

Pasos a seguir para tener un vientre firme tras el embarazo
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Muchas son las mujeres que después del embarazo están preocupadas por su vientre, y es que es normal que la firmeza se pierda debido a que éste ha sufrido una serie de cambios drásticos en muy poco tiempo. Pero no hay nada irreversible, y es que simplemente con una serie de consejos podemos mejorar el aspecto de nuestro vientre. En este post queremos destacar los pasos a seguir a la hora de conseguir un vientre perfecto tras el embarazo.

Es cierto que todo tiene que seguir un orden lógico y que hay que respetar los periodos del cuerpo. Después del embarazo es necesario que poco a poco el organismo de la mujer vuelva a su ser, y esto lo debemos respetar. Para ello vamos a dar las claves para volver a tener un vientre firme, pero diferenciadas por etapas.

Fase 1: La cuarentena

En primer lugar, nada más dar a luz el organismo de la mujer debe volver a su ser. Este periodo es el que se conoce como cuarentena. En esta fase el ejercicio que realice la mujer debe ser moderado y limitarse a caminar, subir, bajar escaleras… Hay que dejar de lado ejercicios como los abdominales o la carrera, ya que el organismo y sobre todo la musculatura, no están en perfectas condiciones para ponerse a tono y mucho menos para responder a un entrenamiento intenso.

Fase 2: Recuperar el suelo pélvico

La siguiente fase comenzaría después de la cuarentena. En este momento debemos comenzar la adaptación de nuevo de nuestro organismo al ejercicio. Ante todo lo fundamental es empezar a fortalecer desde dentro hacia fuera. Para ello es importante que comencemos ejercitando las paredes del suelo pélvico. En esta fase recomendamos el uso de las pesas de Kegel o conocidas popularmente como “bolas chinas”.

En esta fase lo que haremos será una serie de ejercicios de contracción muscular para volver a tener las paredes del suelo pélvico fuertes y tonificadas. Las pesas de kegel serán la herramienta para conseguirlo mediante los diferentes ejercicios que podemos llevar a cabo con ellas. Podemos empezar a incorporar abdominales hipopresivos que realizarán un trabajo interno y ayudarán a que cada cosa vuelva a su sitio.

Fase 3: Vuelta al ejercicio habitual

Después de pasada la cuarentena y como un mes realizando ejercicios de Kegel e hipopresivos, ya podemos pasar a un entrenamiento convencional. En esta parte vamos a incluir los abdominales habituales y el ejercicio aeróbico como la carrera. Nuestro cuerpo ya responderá mucho mejor y terminaremos de recuperarnos del todo después del parto. Eso sí, no debemos descuidar la alimentación, que debe ser normal y saludable desde el momento en que se dé a luz.

Imagen | ThinkStock Video | Youtube/ictiva, tu gimnasio en casa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio