Compartir
Publicidad

Pros y contras de los chalecos electroestimuladores

Pros y contras de los chalecos electroestimuladores
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La moda de los chalecos electroestimuladores está más en auge que nunca, ya que muchos son los centros que los ofrecen y muchas las personas que se han decantado por esta modalidad de entrenamiento. Nosotros En Vitónica no nos queremos quedar al margen, y por ello vamos a detenernos en los pros y contras de su uso.

La mayoría de las personas que los utilizan y los entrenadores que los ofrecen comentan sus espectaculares resultados a corto plazo, y es que sus efectos se multiplican hasta por tres con simplemente 20 minutos de entrenamiento unas dos veces a la semana. Pero como siempre, cuando aparece algo tan espectacular y rápido en entrenamiento suelen haber luces y sombras al respecto.

Beneficios de los chalecos electro estimuladores

Entre sus beneficios se destaca su acción directa sobre los músculos, ya que debido a los impulsos eléctricos que envía trabajará en su totalidad todas las fibras que conforman el músculo. Lo bueno es que al no tratarse de una gimnasia pasiva totalmente, trabajará mucho más profundamente las fibras, ya que estaremos incidiendo también a su movimiento de manera consciente, pues no hay que olvidar que el trabajo con este tipo de chalecos se realizará mientras realizamos una sesión de entrenamiento de manera habitual con cargas.

482307483.jpg

Otro punto a tener en cuenta es que ayudará a tonificar los músculos y mantenerlos bien definidos. Además hay que tener en cuenta que tendrá gran importancia la ayuda que nos prestará a la hora de conseguir eliminar líquidos y mejorar la circulación en general, por lo que es un buen aliado en el tratamiento de la celulitis en determinadas zonas del cuerpo. No hay que olvidar que los efectos que buscamos los conseguiremos a más corto tiempo.

Inconvenientes de los chalecos electroestimuladores

Pero no debemos olvidar que no todo son beneficios, ya que entre sus contras destacaremos que los impulsos que recibirán nuestros músculos por parte del chaleco no son para nada reales. Por norma general cuando hacemos ejercicio el cerebro manda una señal al músculo. Este paso se salta con los electro estimuladores, lo que puede hacer a la larga que perdamos eficacia, control y rendimiento muscular, ya que se trata de movimientos involuntarios.

Cuando hacemos ejercicio primeramente entran en juego una serie de fibras, concretamente las de menor talla, que son las que soportarán los primeros momentos del entrenamiento, para luego entrar en acción las de mayor talla dependiendo de la intensidad del entrenamiento. En este caso, con los chalecos entrarán todas a trabajar a la vez, evitando así el orden físico que sigue el organismo.

Algo similar sucederá con los tendones y las articulaciones, ya que este tipo de dispositivos solamente actúa a nivel muscular, no se encargará de fortalecer estas partes tan importantes en la movilidad del organismo y sobre todo en los diferentes ejercicios que vamos a realizar, pues de nada servirán unos músculos trabajados y tonificados si los tendones no lo están, ya que podemos crear una serie de descompensaciones. Por ello es necesario trabajar también sin chaleco para ayudar a fortalecer esta parte del cuerpo.

482366491.jpg

Otro punto a tener en cuenta es que cuando seguimos el cauce normal de entrenamiento el organismo, a través del cerebro, que también escucha a los músculos, tiene un mecanismo de defensa frente a una posible sobrecarga muscular que derive en lesión, que nos hace detener la actividad. Con la electro estimulación esto no sucede, ya que el impulso es externo, por lo que el riesgo de lesión aumenta enormemente.

No podemos olvidar que el estímulo externo hace que los movimientos sean involuntarios, por lo que la coordinación y control muscular de nuestro propio cuerpo apenas se trabajará con esta modalidad de entrenamiento. Por ello es necesario que lo alternemos con entrenamiento convencional. No es nada recomendable usar solamente este método de trabajo muscular, ya que no será del todo beneficioso para el cuerpo.

Imagen | ThinkStock Imagen 2 | ThinkStock Imagen 3 | ThinkStock Video | Youtube/ Borja Sánchez-Marín

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos